Compartir
Chromecast

Soy una fiel usuaria de productos de Apple y aún así me compré un Chromecast, ¿quieres saber por qué?

Un poco de historia

Mi hermana, ingeniera informática, hizo parte de sus estudios con un Mac. Pues bien, como cualquier hermano pequeño que se preste, heredé su ordenador. Así que pasé parte de mi infancia y pre-adolescencia con un Mac en mi habitación igual a este.

Apple Mac 1995Mi pasión por Apple, empezó de muy niña, poco a poco cuando la economía me lo ha ido permitiendo, he ido consiguiendo productos de la manzana. Mi última adquisición tenía la intención que fuese un Apple TV 4. Mi pasión por las series y el cine, hizo que quisiera disfrutar de los contenidos en streaming más allá del Mac o del iPhone.

Entonces, ¿por qué me compré el Chromecast?

Hay muchos factores a tener en cuenta. Me trasladé a otra ciudad por motivos laborales, por lo que vivo de alquiler. La dueña del piso dejó una tele de apenas 15 pulgadas en la casa, que nadie más quería así que la disfruto yo.

Apenas encontré información sobre el uso de Chromecast con iPhone y Mac, pero la poca que encontré parecía que no daba problemas de compatibilidad. Soy usuaria intensiva de Netflix, que dispone de compatibilidad total con Chromecast. YouTube, plataforma de vídeo de Google, obviamente no tiene ningún problema. Otras plataformas como Vimeo o Spotify, tampoco tienen problemas de compatibilidad. Por lo que al ver las especificaciones, vi que cumplía mis necesidades: disfrutar de servicios de streaming, bien de vídeos o música en mi televisión. Así que tras una pequeña investigación me aventuré a comprarlo.

Chromecast

Es muy fácil de usar

Su instalación e interfaz es muy sencilla. ¿Qué necesitas?

  • Un televisor con entrada HDMI
  • Un enchufe a la corriente eléctrica cerca
  • Un móvil u ordenador
  • Buena señal de Wi-Fi

Al conectar el Chromecast a tu televisor y a la corriente, necesitas poner la televisión en la señal de entrada de tu HDMI. A partir de allí, el mismo dispositivo te irá guiando en su instalación. Siendo éste un proceso que apenas lleva 10 minutos, una vez hecho el dispositivo está listo para sincronizar cualquier vídeo que quieras.

¿Y para vídeos en otras plataformas?

Ya he comentado que para plataformas como Netflix o YouTube no existe ningún problema, y el dispositivo ya viene preparado para sincronizar desde ellas. El problema viene cuando quieres ver cierto contenido, que no disfruta de esa compatibilidad con el dispositivo por lo que hay que optar por apps para crear un efecto espejo en el televisor o mirroring, que te permiten sincronizar una pestaña de tu navegador.

MomoCast, permite sincronizar otras plataformas de vídeos para que puedas verlos en tu televisor. Para ello lo que necesitas es abrir en Safari la página con el vídeo que quieras ver (o cualquier página que quieras ver en tu televisor) y sincronizarla directamente con un botón que se añadirá a tu menú. Dispone de una versión gratuita en la que aparece un pequeño símbolo en una esquina de la pantalla (como aparece en cualquier cadena de televisión), si quieres quitar ese pequeño icono por 1,99€ puedes hacerlo. La puedes encontrar en la App Store aquí.

Chromecast

Puedes sincronizar vídeos desde tu Mac

Desde tu ordenador puedes sincronizar tus vídeos o páginas web a tu televisor. En este caso necesitas disponer del explorador Google Chrome y añadir el plugin del Chromecast. Podrás sincronizar igual una pestaña entera o sólo el vídeo que en ella se reproduce, tras darle al símbolo de la extensión, el mismo explorador te facilitará esta pantalla y desde allí podrás enviar el contenido.

Conclusiones finales

Opté por el dispositivo de Google, porque me ofrecía las posibilidades que buscaba del Apple TV, a un precio más económico. Por el momento, sus prestaciones me satisfacen. Puedo ver mis series favoritas, sincronizando con un botón desde el móvil, o escuchar la música en sus altavoces. Sólo cuesta 39€, es pequeño y lo puedo cambiar de televisión en un momento.

Si no sabes bien que hacer y el precio es lo que más te interesa, apuesta por ello. Es la mejor manera de convertir tu televisión convencional en una Smart TV a un módico precio. Y tú, ¿tienes un Chromecast? ¿Te animas a comprarlo? Deja tus comentarios.

mm
Especialista en Psicología del Trabajo con una (no tan) ligera adicción a Apple. Escribo sobre todo y sobre nada en la intimidad y aquí sobre la manzana mordida. Cinéfila empedernida, veo series de manera casi profesional. Si no respondo al teléfono estoy en el cine o haciendo alguna maratón, en Netflix claro.
  • betoa

    Estaba genial hasta que actualizaron el Chrome y mi lap i5 se quedó obsoleta con la nueva versión, ahora ya no se puede instalar porque en la nueva versión viene integrado. De hecho funcionaba perfectamente hasta hoy 21/Abril/2017