Compartir

Facebook ha estado en el centro del torbellino en relación a la venta de datos de los usuarios a Cambridge Analytica, que presuntamente habrían utilizado para influenciar el voto en las elecciones americanas para alzar a Donald Trump como presidente. Pues Facebook no es la única que vendió nuestros datos personales, ya que Twitter también lo ha hecho. 

Twitter también vende nuestros datos a Cambridge Analytica,¿nos fiamos de las redes sociales?

Hoy Bloomberg ha sido la que ha destapado esta información que ha sido confirmada por la propia Twitter. Es por ello que las dos principales redes sociales del momento están involucradas de lleno en la venta de los datos de sus usuarios a Cambridge Analytica para alzar a Donald Trump como presidente.

Twitter se actualiza

Para recabar esta información Aleksandr Kogan creó un test de personalidad para recoger los datos de los usuarios que lo realizaban bajo el nombre de la empresa Global Science Research tal y como detallan nuestros compañeros de ADSLZone. Con esta empresa se tuvo acceso a gran cantidad de información de los usuarios de Twitter como los tweets que se publicaron durante 5 meses, donde normalmente expresamos nuestra opinión personal a ciertos temas.

Con esto, habrían tenido acceso a los tweets publicados entre diciembre de 2014 y abril de 2015, aunque desde Twitter han afirmado que no se habría filtrado información personal, solo los tweets, pero, ¿quién se cree ya a una red social? 

La primera medida de Twitter ha sido eliminar a Cambridge Analytica de su grupo de anunciantes para evitar relacionarse con ella, aunque sin duda al igual que está haciendo Facebook deberán de dar explicaciones de qué datos facilitaron y bajo que razón lo hicieron, porque es ilógico que se pueda intercambiar este tipo de información sin un motivo claro, y más cuando el motivo es influenciar una campaña electoral.

Obviamente todo esto se hace por dinero, y Twitter ha aumentado sus ingresos por vender los datos de los usuarios en este último trimestre, algo indignante. Desde la compañía dan acceso a cualquier empresa a los tweets de los usuarios siempre que justifiquen para que lo van a utilizar, como por ejemplo hacer un seguimiento de un evento. Pero junto a estos tweets se difunde nuestra ubicación y nuestra opinión, algo poco atractivo.

Flitter, la nueva competencia del cliente oficial de Twitter

El incremento en esta rama de sus ingresos ha sido del 20%, y es por ello que nos cabrea que utilicen nuestros tweets e información personal para lucrarse ellos mismos, ya que es bastante publicidad la que nos meten a la hora de navegar por su aplicación.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas al respecto de esta noticia que se ha liberado en el día de hoy.