Compartir
Copias de seguridad
Copias de seguridad

Hoy en día la integración con nuestros ordenadores es tal que si perdiésemos la información que contienen sería fatal. Por ello es crucial tener copias de seguridad de todos nuestros datos. Pero … ¿basta con eso?

Una única copia de seguridad puede parecer suficiente, pero si esos unos y ceros te importan no debería ser suficiente. Es verdad que la probabilidad de que un disco duro falle es baja, pero no es cero. Por tanto, debemos estar preparados para los fallos y las casualidades.

Cómo hacer copias de seguridad y mantenerlas seguras.

Primera regla, guardar tres copias de tus datos

La primera regla consiste en tener al menos tres copias de tus documentos o archivos. Estas tres copias mínimas que deberíamos poseer serían la copia original y dos copias de seguridad.

Con estas tres copias haremos que la probabilidad de que los tres medios fallen a la vez se reduzca. Así en el raro caso que perdamos dos de las copias a la vez, tendremos una tercera.

Ten al menos tres copias de tus datos en todo momento.

Segunda regla, dos medios diferentes

¿Y qué pasa si se estropea por un factor externo? Aquí es donde influye esta regla. La segunda regla consiste en guardar nuestras copias de los datos en al menos dos soportes físicos diferentes.

De esta forma, si hay algún factor externo que pueda afectar a un soporte físico, es posible que a otro tipo de medio no le afecte. Por ejemplo, un gran campo electromagnético afecta a un disco duro magnético, pero no a un disco óptico (CD). En cambio, un disco duro magnético es más resistente al agua que un disco duro óptico. Aún así, grabar discos ópticos puede ser un poco costoso, puesto que tienen una capacidad límite  (≈100GB), además de que tiene una vida útil corta. Por tanto, parece no haber una solución al 100% segura …

¿Y qué otros medios podemos usar? No os preocupéis, mañana haremos un artículo explicando este punto más detenidamente. [Artículo].

Tus copias de seguridad deben de estar al menos en dos soportes físicos diferentes.

Tercera regla, al menos una copia offsite

¿Y qué pasa si hay un incendio en mi casa o un derrumbamiento? Es verdad que hay soportes físicos más resistentes al fuego o a los golpes que otros. Aún así, estamos en riesgo. Por eso es importante esta regla.

Esta tercera regla nos dice que al menos una de esas copias debería estar en otro lugar (cuanto más alejado mejor) que las otras.

Esto es importante, porque hay algunos desastres (como un incendio) que realmente puede afectar a todos nuestros medios. Pero si tenemos una copia en la casa de un familiar o de un amigo, esa copia lo más probable es que esté segura.

En este punto también se pueden incluir opciones online. Almacenando nuestros datos en un servicio de almacenamiento en la nube es la mejor forma de aplicar este punto (aunque puede ser complementario con lo anterior). Esta es una buena opción, puesto que nuestros datos no estarían en un sitio en concreto, y normalmente estas compañías suelen salvaguardar los nuestros datos. Además, esto también podría contar como un segundo soporte físico.

Ten al menos una copia de tus datos en otro lugar.

Conclusiones

Si tus datos digitales te importan, es importante cumplir estas 3 reglas. Con ellas casi te asegurarás que tus datos estarán siempre ahí contigo.

Yo personalmente no sigo a raja tabla estas reglas, principalmente por el coste que conlleva. Aún así me arrepiento de no cumplirlas todas … ¿Y tú? ¿Cuántas de estas tres reglas cumples? Según tu punto de vista, ¿están seguros tus datos?

mm
Soy Xoán Carlos Cosmed Peralejo, una mente curiosa con forma de estudiante de "Ingeniería de Tecnologías de Telecomunicaciones" en Vigo. Amante de la ciencia y la tecnología.