Compartir

Hace unos días comenzaban a saltar las alarmas por el diseño de la espectacular Apple Store de Chicago tras un temporal de frío y nieve.

El problema era su techo de fibra de carbono. Su diseño permitía la acumulación de nieve y la formación de carámbanos de hielo. Se apuntaba a un fallo de diseño, pero parece que sólo necesitaba una actualización en su programa de su calefacción.

Sí, el techo de fibra de carbono tiene su propio sistema de calefacción para evitar la acumulación de nieve y la formación de hielo en los bordes del techo, pero parece ser que “necesitaba ser programado de nuevo”.

Una Apple Store con cintas de seguridad

Apple Store Chicago
Lou Foglia / Chicago Tribune

La imagen de la Apple Store de Chicago rodeada con cintas de seguridad impidiendo su paso por los alrededores, era cuanto menos, llamativa. Sobre todo al ser unas instalaciones de reciente apertura.

Recordamos que esta misma tienda, situada a la orilla del río Michigan, también sufrió críticas por parte de una protectora de animales, ya que algunos pájaros se chocaban con las paredes de cristal, donde muchos morían en el acto.

Apple solucionó este problema atenuando las luces de su interior lo máximo posible, así no llamaría la atención de los pájaros de la zona y así evitaría más accidentes. Con este problema resuelto, sólo quedaba la lucha contra el hielo.

Curiosamente, el sistema de drenaje de esta Apple Store, usa sus cuatro pilares para evacuar el agua y la nieve. Este sistema de drenaje no es novedoso, se suele usar en las bodegas para aprovechar el agua pluvial y así mantener una buena temperatura adecuada dentro de estas.

La Apple Store de Chicago es una de las más ambiciosas que Apple ha diseñado en los últimos tiempos, integrando su diseño urbano sin apenas contaminar las vistas desde el río Michigan.

¿Qué te parece la solución de esta Apple Store?