Compartir

Después de probar Shortcuts en iOS 12, comenzamos a descubrir un mundo de posibilidades con la nueva funcionalidad estrella del nuevo sistema operativo de Apple.

Shortcuts o funciones rápidas, básicamente es Workflow con Siri integrado, donde nos permite realizar un flujo de trabajo para acortar los procesos en iOS. Gracias a esto, no vamos a depender de aplicaciones específicas de terceros y aumentaremos la productividad.

La interacción con Siri nos permite grabar comandos de voz para ejecutar nuestras funciones rápidas. Tenemos la posibilidad de elegir funciones desde la galería o crear nuestros propios flujos de trabajo. Sin lugar a dudas, es un gran paso para iOS, donde Apple ha sabido amortizar la compra de Workflow. Pero la utilización de esta nueva función, seguramente no sea bien recibida para un sector de los usuarios debido “a su complejidad”.

Shortcuts viene a solucionar las carencias de iOS

Shortcuts viene para quedarse y ayudarnos a mejorar nuestra experiencia de usuario en iOS. A nivel personal, suelo usar Workflow para trabajar desde el iPad, ya que hay ciertas acciones que sin un flujo de trabajo concreto no resultaría tan cómodo utilizar el iPad como lo haría una determinada tarea en Mac.

Un ejemplo sencillo podría ser una persona que necesite enviar mensajes de audio a través de Siri porque viaja mucho en coche (coger el iPhone mientras se conduce está prohibido). Imaginemos que esta acción tiene que repetirla varias veces en el día, utilizando Siri mientras conduce resulta viable, ya que no soltaría las manos del volante en ningún momento.

Ahora mismo con iOS 11 no podemos hacerlo, sólo nos permite enviar un mensaje de texto. Con Worflow sí permite grabar un audio y enviarlo, pero no podemos ejecutarlo a través de Siri. Ahí tenemos una carencia de iOS (para nuestro uso particular) de la cual necesitamos una solución.

Pues bien, Shortcuts, gracias a la interacción con la mayoría de aplicaciones y las funciones avanzas, puede ayudarnos con esto. Así en un montón de ejemplos que podríamos exponer, aunque la pregunta correcta sería: ¿Qué no puede hacer Shortcuts?”Simplemente dando un vistazo rápido a la galería, podemos observar un gran catálogo de acciones dividido por aplicaciones y categorías de todo tipo.

siri-shortcuts

Shortcuts hay que entenderlo como un característica que nos ayudará a solventar nuestras propias barreras con iOS, no como un asistente virtual. Somos nosotros quien debemos “exigir” a Shortcuts una función rápida para mejorar nuestra experiencia en iOS, todo ello teniendo en cuenta nuestras necesidades.

Sí, llegar a Shortcuts sin haber tenido un acercamiento previo con Workflow puede chocar bastante a algunos usuarios que no han tenido la oportunidad de probar esta app. Normalmente estamos acostumbrados a las aplicaciones que ya nos lo dan todo hecho, sin tener que investigar mucho. En esta ocasión somos nosotros quien tenemos la necesidad de crear una función rápida. Pero también podemos elegir una de la propia galería ya creada o incluso encontrarlas gracias al buscador si no aparece en primer plano.

El buscador funciona realmente bien, con sólo una palabra ya nos ofrece una serie de sugerencias de lo que podríamos estar buscando. Por ejemplo, si añadimos la palabra “GIF”, rápidamente nos muestra varios resultados de que lo podríamos estar buscando, y seguramente, lo encontremos. En caso de no ser así, como hemos comentado anteriormente, podemos crear nuestro propio flujo de trabajo a medida.

La curva de aprendizaje, el principal problema de Shortcuts

Shortcuts vs Workflow
Izquierda Shortcuts, derecha Workflow

Workflow llegó a la App Store para revolucionar la manera en la que podíamos interactuar con iOS, realizar ciertas acciones de una manera muy rápida y mejorar nuestra experiencia de usuario. tanto en el iPad como en el iPhone. Apple se dio cuenta de su potencial y compró la app para integrarla directamente en iOS 12 bajo el nombre de Shortcuts. En España se adapta bajo el nombre de “Funciones rápidas”, mientras que en México se denomina “Órdenes”.

Hemos tenido la oportunidad de trabajar con Shortcuts durante una semana y hacer algunas comparativas con la actual Workflow. Prácticamente se trata de la misma app pero adaptada con Siri. Si buscamos “Shortcuts” en la App Store nos aparecerá Workflow en primera posición. La interfaz gráfica también es bastante similar, aunque en su interior, Apple modifica (para bien o para mal) algunas funciones, como ya ocurrió tras la compra de la app.

Apple está haciendo un buen trabajo para hacer un entorno agradable que incita a probar nuevas “recetas” por nuestra parte o a utilizar las que ya nos proporciona en la galería. Pero hace falta sentarnos a interactuar con la nueva funcionalidad y pensar que es lo que realmente necesitamos de Shortcuts.

La curva de aprendizaje, el principal problema de Shortcuts

WorkFlow en iOS
WorkFlow en iOS

A pesar del potencial de Shortcuts, lo hemos puesto a prueba con varios usuarios de iOS, explicándole el sentido de la nueva función y las mejoras que puede añadir en la interacción de las acciones que realizan en el día a día con iOS. En la mayoría de los casos, hemos obtenido una respuesta casi unánime “Esto es muy complicado”. Esta respuesta también la pudimos observar con la llegada de Workflow a la App Store hace algunos años.

Shorcuts o Worflow no es complicado de utilizar si comprendemos su funcionamiento, la complejidad la hacemos nosotros según nuestras necesidades. La base está ahí, junto a las demás herramientas, nosotros simplemente tenemos que encajar las piezas del puzzle.

Workflow te ayudará a comprender Shortcuts

Shortcuts vs Workflow

Estamos en verano, una época del año donde en teoría tenemos más tiempo para dedicarlo a nosotros mismos. Así que sería una buena idea comenzar a familiarizarnos con Workflow (desde que lo compró Apple pasó a ser gratis) para hacernos una idea de lo que deparará iOS 12 con esta nueva funcionalidad.

Muy resumidamente, Workflow es prácticamente Shortcuts pero sin la posibilidad de ejecutar un comando a través de Siri (entre otras mejoras), así que la práctica de estos meses la podemos llevar casi a la totalidad para tener una base y un conocimiento previo para cuando llegue iOS 12 sin que nos pille desprevenidos.

Con el tiempo nos daremos cuenta de lo que supone realmente Shortcuts en iOS, aunque entendemos que a priori algunos usuarios se sientan reticentes con la llegada de esta novedad a iOS 12. Pero como cualquier novedad, hay que “trastearla” para que deje de ser algo nuevo y se convierta en algo habitual.

¿Has probado Worflow para iOS? ¿Te ha resultado complicado? ¿Qué receta utilizas más? ¿Crees que Shortcuts no será bien recibido por algunos usuarios?