Compartir

El 5 de octubre de 2011, Steve Jobs nos dejaba después de luchar durante varios años contra el cáncer de páncreas. Aunque Wikileaks publicó un documento donde indicaría que Steve padecía SIDA.

Jobs dejó su cargo como Director Ejecutivo el 24 de agosto de 2011 para delegar su puesto a Tim Cook. Acompañado de una emotiva carta a todos sus empleados.

Los últimos años que pasó en la compañía fueron frenéticos, con lanzamientos tan importantes como el iPhone o iCloud.

Una vida llena de patentes

Steve Jobs consiguió más de 300 patentes en vida y más de 140 patentes después de su fallecimiento. La primera que obtuvo fue en el año 1983 con una descripción simple “Ordenador personal”.

Una de las últimas más destacadas después de su muerte fue el diseño de cubo de cristal, en la Apple Store de la Quinta Avenida.

El conector magnético de los MacBook MagSafe (que nos dejaron hace poco), también fue idea de Steve Jobs. Se cuenta que un día caminando por la oficina tropezó con un cable de carga, dejándolo caer al suelo. Donde dio la orden de que inventaran algo para que no volviese a ocurrir.

Nueva generación de ordenadores

Cuando se cierra una puerta, otra se abre. Eso es lo que hizo Steve, donde después de que tuviera que abandonar Apple, lanzó su propia compañía de ordenadores personales, NeXT Computer.

La idea principal era la misma que en Apple, vender un ordenador completo con un sistema operativo propio acompañado de software para el usuario.

Las ventas no fueron muy llamativas, así que después de unos años, concretamente en 1993, la empresa cambió su rumbo a NeXT Software, donde se centró más en su propio sistema operativo.

En 1996 Apple, compró NeXT Software por una cantidad de 400 millones de dólares. La intención estaba clara, renovar el sistema operativo de los Mac y así potenciar de nuevo el interés de los usuarios.

Industria del cine

Cuando Steve Jobs fue despedido de su propia empresa, no se detuvo ni un momento. El impulso de emprendedor le llegó a fundar otras empresas muy exitosas, una de ellas Pixar.

Con Pixar llegaron éxitos muy importantes como Toy Story, donde fue la primera película producida íntegramente por ordenadores, donde hizo falta tener un software propio de renderización.

El éxito de la película fue rotundo, llegando a ganar un Oscar en 1995, por supuesto, gracias a la unión de Walt Disney y Pixar para crear Toy Story.

A partir de ahí llegaron otros éxitos como Monsters S.A., Buscando a Nemo, Cars, WALL-E o Up.

Regreso a Apple por todo lo alto

En 1997, Apple estaba en sus horas bajas, muchos productos, pocas ventas y pocas revoluciones tecnológicas, por lo llamarlas fracasos directamente.

Tras la compra de NeXT Software en diciembre de 1996 para renovar el sistema operativo de los Mac. Apple le tiende la mano a Steve Jobs para intentar salvar a la compañía.

Para ello, tuvo que pedir a financiación a Microsoft a cambio de un porcentaje de sus ventas, donde además retirarían las demandas impuestas a Microsoft por el entorno gráfico de Windows.

Además, en el acuerdo se incluía el suministro de Microsoft Office para los Mac. Aunque estas medidas no fueron bien recibidas, todos aceptaron por el bien de la empresa.

Steve vació toda la estantería de productos que Apple tenía en el mercado (Impresoras, PDA, cámaras de fotos…), lo simplificó al máximo para centrarse en objetivos claros, hacer los mejores productos tecnológicos del mundo.

Éxitos en el regreso de la era Jobs

En el año 1998 se lanzó el iMac, el primer todo en uno de Apple totalmente transparente y con un diseño espectacular. Dejó de usar los disquetes para introducir los CD-ROM y donde incluía un puerto USB.

Mil canciones en el bolsillo, así nació el iPod en 2001. Realmente el concepto ya estaba inventado, pero como todo lo que tocaba Jobs se convertía en oro, el iPod revolucionó la manera en la que escuchábamos la música.

En el año 2003 lanzó iTunes Store. La primera tienda de música digital donde todas las canciones tenían un coste inferior a 1 dólar. Hoy en día la industria de la música es la venta digital y los servicios de streaming.

Apple TV en 2007, el primer centro multimedia de Apple que permitía ver películas alquiladas a través de Internet. El Apple TV llegó en un diseño de aluminio y un mando a distancia muy minimalista.

El antes y el después en la telefonía, el iPhone. Concretamente en el 2007, Steve Jobs tuvo que salir al escenario para anunciar al mundo su nueva creación. No la puso a la venta hasta meses después, la explicación era sencilla.

En el año 2008, Steve Jobs sorprendió al mundo cuando sacó de un sobre de Correos, un ordenador portátil, el MacBook Air. Un espectacular portátil de menos de un kilo, donde casi 10 años después, todavía se sigue vendiendo.

Querían presentar el productor revolucionario antes de presentar las patentes y registros para que la competencia nos copiara. Steve dijo que iban 5 años por delante de la competencia, y no, no se equivocó.

En 2011, el iPad fue un dispositivo que no se llegaba a entender del todo, era un híbrido entre un iPhone y un MacBook Air. Poco a poco las tabletas son algo cotidianos en nuestro día a día, donde se dice que en una década, podrían sustituir a los ordenadores portátiles.

La muerte de Steve Jobs fue un duro golpe para todos los amantes de la filosofía de Apple, donde muchos se preguntaban si el destino de la compañía podría cosechar los mismos éxitos.

Hoy se cumplen 6 años de su muerte, donde puedes dejar tus condolencias en una página web en Apple habilitada para ello. A pesar del tiempo, Steve Jobs sigue presente en muchos usuarios que se maravillaban con los dispositivos que lanzó en vida.

¿Recuerdas el momento exacto cuando te enteraste de su muerte? ¿Apple sigue siendo la misma desde su fallecimiento? ¿Qué dispositivo de Apple te marcó más?