Compartir

Un tribunal de Alemania da por válido la información registrada en un iPhone 4s mediante la aplicación Salud para resolver un caso de violación y asesinato.

El principal sospechoso se negó a proporcionar el código de desbloqueo de su terminal, así que la policía de Freiburg recurrió a una empresa externa especializada en romper los sistemas de seguridad.

Una vez que pudieron acceder a él, comprobaron que los datos registrados por la app de Salud, coincidían con la actividad del día en el que se cometió la violación y asesinato de Maria L.

Los datos de Salud como prueba en un juicio

Las pruebas del asesinato, mostraban como el asesino deslizó a la víctima por una pendiente hasta ahogarla en un río, concretamente en el río Dreisam. Allí mismo fue encontrado el cuerpo de la víctima, según informa el medio alemán Welt.

Un oficial de policía con la misma estatura del refugiado afgano que asesinó a la chica, recreó la acción del asesino, donde pudieron comprobar que el terraplén tenía un desnivel de dos instancias de escalada aproximadamente.

Los datos encontrados en el iPhone 4s del asesino afgano, mostraba una actividad donde habría registrado una actividad similar. Es decir, bajando y subiendo por el terraplén donde se encontró a la víctima.

Esto, unido a la información de vídeos y datos de posicionamiento de vigilancia pública, fueron suficientes para delatar al refugiado afgano que decidió violar y asesinar a una chica de 19 años estudiante de medicina.

El primer implante coclear diseñado para el iPhone ya está disponible

Gracias a la información guarda en Salud del iPhone 4s del asesino, se pudo completar este “puzzle” y esclarecer lo sucedido en ese fatídico día, siendo la primera vez en Europa que se recogen datos de Salud de un dispositivo de Apple para resolver un caso y acusar a un sospechoso.

Recordamos que Salud se incluyó en todos los teléfonos de Apple con la salida de iOS 8, donde Apple comenzó una trayectoria para fomentar una vida saludable a través de sus dispositivos. El Apple Watch es un claro ejemplo de ello.