Compartir

Las Apple Store son tiendas fuera de lo común, donde la posibilidad de experimentar con prácticamente cualquier producto de la marca es casi una obligación para desear aún más cualquiera de sus dispositivos.

Este gesto para interactuar con los dispositivos sin prácticamente ninguna medida de seguridad (exceptuando la vergüenza de que suene la alarma), es un arma de doble filo para los amigos de lo ajeno.

Es lo que ocurrió en la Apple Store de Fashion Fair en Fresno, California. Cuatro hombres entraron de manera apresurada para arrasar con todos los dispositivos que estaban en las mesas de demostración. El valor de los equipos sustraídos en apenas unos segundos, superan los 22.000 euros.

Un robo rápido, sin tiempo para reaccionar en la Apple Store

Por suerte, parece ser que fue un robo limpio, es decir, que ninguno de los empleados o clientes que estaban dentro o cerca de la Apple Store no sufrieron ningún tipo de agresión. Los amigos de lo ajeno sabían perfectamente donde tenían que dirigirse para interceptar el mayor botín en el menor tiempo posible.

El robo fue producido el pasado 7 de julio por 4 asaltantes que sólo necesitaron de unos segundos para hacerse con varios productos de la marca californiana valorados en unos 22.000 euros. Según declara el Departamento de Policía de Fresno, los asaltantes actuaron de manera rápida y agresiva.

En las imágenes de seguridad se puede observar como un grupo de personas entran prácticamente en el momento justo del robo, donde uno de los empleados intentó retener a uno de los asaltantes sin éxito debido a la rapidez y agresividad de estos.

El diseño de las Apple Store volcadas en ofrecer la mejor experiencia de usuario para los clientes que desean conocer los productos de la marca antes de comprarlos, fue utilizado para enturbiar el día a los clientes y trabajadores que se encontraban en el momento justo del robo en tan sólo 30 segundos.

Por desgracia, no es la única noticia que conocemos de robos en una Apple Store, hace un tiempo os comentábamos el curioso modo que utilizaban unos chavales para robar varios iPhone de la Apple Store de Sol mordiendo los cables de seguridad.

  • Bryan Nuñez

    ¿Sin tiempo para reaccionar? Lo que me parece extraño es que no tengan a una persona de seguridad en la entrada a la tienda, o a los extremos. Entiendo que quieran crear un ambiente de total tranquilidad donde nada malo sucederá, pero con una persona de seguridad en un extremo en la parte de afuera se evitarían este tipo de cosas.