Compartir

Algo que buscamos en un terminal además de una buena autonomía, es que sea resistente a esos posibles accidentes que podemos tener con el. Ayer el iPhone X llegó a nuestras manos, un terminal que puede alcanzar un precio de más de 1.300€. Un terminal así, deberemos de manejarlo con mucho cuidado para evitar cualquier arañazo, pero, ¿es fácil que se arañe? Un test de resistencia al que ha sido sometido nos muestra si es capaz o no de aguantar a arañazos e incluso a fuego en su pantalla. 

¿Es el vidrio del iPhone X suficientemente resistente?

Uno de los aspectos que caracteriza a este terminal es que el principal material de construcción es el cristal. Tanto la parte delantera como la parte trasera son de cristal, para dar pie a la carga por inducción. Esto también lo vemos en el iPhone 8 y 8 Plus. Los cristales en los móviles son propensos a recibir arañazos y según Apple le ha dado un tratamiento especial para hacerlo más resistentes, ¿es verdad esto? En el vídeo que te dejamos a continuación podrás ver como el cristal se enfrenta a una cuchilla y un punzón, ¿cuál es el resultado?

El iPhone X ha pasado con nota este test. La cámara recubierta en zafiro y el marco de aluminio de la misma no sufre apenas. La pantalla aguanta bastante bien a esta agresión, y no tendría que pasarle nada si lo llevas en el bolsillo con las llaves, pero mejor prevenir que curar y llévalo con una buena funda.

Aún tenemos que ver como se comporta ante una caída, sobre todo el cristal trasero. Esperamos que afloren más tests al respecto que te traeremos en Apple5x1. Además, otro test que vemos al final del vídeo es si se puede doblar, una polémica que persiguió al iPhone 6. Y el iPhone X no se dobla ni un poco al aplicarle una fuerza normal. Obviamente si lo aplastamos con una máquina con mucha fuerza obviamente cederá. Pero, en un uso normal es totalmente resistente.