Compartir

Los asistentes personales están convirtiéndose en los protagonistas de la tecnología actual y en las grandes promesas de la del futuro. Cortana, Alexa, Siri… están presentes en nuestros smartphones y también en nuestros equipos de escritorio, pero ¿son tan útiles como prometen?. Una de las grandes novedades de la última versión del sistema de escritorio de Apple, macOS Sierra, era precisamente Siri. Unos meses después, yo la he desactivado en mi Mac. ¿Por qué creo que, en el escritorio, todavía no es su momento?

Por la forma de utilizar el dispositivo

Los smartphones han robado mucho protagonismo a los ordenadores, cada día los utilizamos para más cosas. Pero, la manera en que usamos un smartphone y un ordenador son muy diferentes. El smartphone es una herramienta muy potente que siempre llevamos con nosotros. Es muy habitual estar realizando cualquier actividad y que necesitemos nuestro teléfono para atender una notificación, buscar información o realizar alguna tarea con una aplicación. Esa interrupción es la que hace de Siri una utilidad muy potente. Podemos seguir con el foco en nuestra tarea principal e indirectamente, indicarle a Siri lo que necesitamos: consultar el tiempo, buscar algo en internet, guardar un recordatorio…

iPhone en una bici

Pero si reflexionamos en cómo utilizamos el ordenador, el planteamiento es muy diferente. Nuestra tarea principal ya está en nuestro ordenador. Ya estamos focalizados en nuestro equipo, con la mirada en la pantalla y las manos sobre el teclado. Si necesitamos realizar una tarea auxiliar, en muchos casos será más rápido hacer uso de spotlight, desde donde tendremos accesibles la gran mayoría de nuestras necesidades. Incluso con un toque en el trackpad de nuestro equipo, tendremos frente a nosotros un escritorio vacío para comenzar un nuevo flujo de trabajo. Esta es la primera razón por la que desactivé Siri.

Por el lugar donde utilizas el dispositivo

Siguiendo el planteamiento anterior de poner cara a cara nuestro Smartphone y equipo de escritorio, analicemos ahora el lugar donde los utilizamos. Mientras que del primero haremos uso en cualquier situación imaginable, el ordenador es más frecuente usarlo en nuestro escritorio en casa, pero también en el trabajo, en clase, en una biblioteca, en una cafetería… lugares públicos con más gente a nuestro alrededor. En nuestro smartphone podremos recurrir a Siri sin molestar o llamar la atención de otras personas. En el coche, haciendo deporte, caminando por la calle… nos dirigiremos a nuestro asistente sin ningún problema. Además, si estamos utilizando los cascos, la situación será incluso más natural. En cambio, salvo en el escritorio de casa, los demás lugares habituales donde utilizamos el ordenador no son los más indicados para darle órdenes mediante la voz. Aquí mi segunda razón para desactivar Siri en el Mac.

Usando un Mac en un bar

Por ‘Oye Siri’ y la curva de aprendizaje

Por último, otros motivos, aunque quizás menos importantes. El primero es que, de forma oficial, el “Oye Siri” todavía no ha llegado al Mac. Si para activar el asistente tengo que pulsar teclas y esperar su respuesta, sin duda alguna, mediante spotlight y alguna otra pulsación, el resultado obtenido puede cumplir perfectamente.

El segundo es la curva de aprendizaje. Todavía conozco mucha gente con iPhone 6s que después de más de un año, no utiliza 3D Touch simplemente porque puede acceder a la misma funcionalidad de la misma manera que venía haciendo anteriormente. Algo similar sucede con Siri. Son tecnologías que aportan beneficios a la forma de utilizar nuestro dispositivo, pero requieren del usuario un pequeño esfuerzo para adaptarse a ella. Siri ya lleva unos años en nuestro iPhone y poco a poco vamos aprendiendo a utilizarla. Mientras tanto, en nuestro Mac se acaba de instalar, y necesita de ese pequeño esfuerzo para cambiar nuestro flujo de trabajo.

Conclusiones

Después de unos meses con macOS Sierra en mi equipo, me di cuenta que, una vez pasada la novedad, llevaba mucho tiempo sin llamar a mi asistente, por lo que, finalmente, decidí darle vacaciones y la desactivé.

Y tú, ¿has conseguido darle utilidad a Siri en tu Mac?, ¿La utilizas habitualmente?, ¿O también la has desactivado?

Ingeniero de Edificación que estudia Informática. Me apasiona la tecnología desde que, de niño, trasteaba con un viejo 286 con pantalla monocroma. Me introduje en el mundo Apple con un iPod, al que siguió un MacBook blanquito, a partir de ahí no pude parar.

  • Mave 1928

    A mi parecer, otra de las razones por la cual Siri es menos util en nuestros Mac es la dificultad añadida de no poderla usar de manera ofline. En el iPhone por mucho que estemos en prácticamente cualquier sitio hoy en día lo más seguro es que tengamos una conexión de datos permanente, cosa que no pasa con el Mac. Yo tengo un MacBook, y si estoy en alguna cafetería o bar usándolo, normalmente no lo uso para tareas de internet, por tanto no comparto datos desde mi iPhone. Y mucho menos voy a compartirlos expresamente para usar Siri. Creo que a Sori le hace falta unos comandos básicos los cuales sean ejecutables ofline, es decir, sin depender de una conexión permanente para usarla.

  • RRom4no

    Bueno yo no tengo un Mac (ya me gustaría), pero en PC uso el asistente de voz de Google muchas veces ya que es más cómodo. Pero estoy de acuerdo con el artículo porque a Cortana no le doy ningún uso.

  • Yo lo primero que hice fue desactivar Siri, sin siquiera probarlo. El ordenador lo uso para trabajar, y sin integración con apps de Google no me sirve de nada. En el móvil lo único que hago es preguntar el tiempo para no tener que tener una app instalada y para poner alarmas.

  • Yo la uso para lo mismo que en el teléfono, ordenarle llamadas de FaceTime, información de contactos, reproducción de música y búsquedas rápidas en internet.

  • Nicolás

    Yo también lo desactivé, casi nunca lo usaba. Siempre que lo activaba con las teclas se demoraba un poco en ejecutarse, así que decidí desactivarlo, además de que realmente debe mejorar bastante, sobre todo en español.