Compartir
Steve Jobs y Pixar

Si hoy día, en 2017, nombramos Pixar, seguro que se te viene a la cabeza una gran productora cinematográfica perteneciente a Disney y dedicada a las películas de animación. Pero lo que probablemente no conoces es que esta empresa no se fundó precisamente con el fin de crear películas. Y es posible también que desconozcas que la relación que unen al, ya fallecido CEO de Apple, Steve Jobs y la compañía cinematográfica.

En este post haremos un pequeño viaje a los años noventa con el fin de descubrir esta historia. No será esta la primera vez que se hable de ello, pero a buen seguro que muchos la desconozcan y queden sorprendidos de ello.

Todo comenzó con el despido de Jobs por parte de Apple

No hay mal que por bien no venga, dice un conocido refrán, y la verdad que eso mismo pensaría Jobs cuando, aún en vida, recordara su despido por parte de la compañía que fundó junto a Steve Wozniak y Ronald Wayne en 1976. Esa empresa era Apple.

Era 1986, Steve había salido de la compañía de la manzana mordida un año antes, y el destino quiso unir su camino junto con el de Pixar, aunque por aquel entonces no existía como tal. Lo que existía era una productora llamada Lucasfilm. Efectivamente, se trataba del mítico sello de George Lucas.

Lucasfilm
Lucasfilm, el sello de George Lucas, fue un precedente de Pixar

Ese mismo año, la película producida por Lucasfilm, Howard the Duck -basada en el cómic de un pato antropomorfo- había defraudado en las salas de cine siendo catalogada como uno de los peores filmes de la historia. Consiguió recaudar 37,9 millones de dólares, tan solo un millón más de lo que se había invertido en su producción.

Ese fiasco se unía a la caída de las licencias de Star Wars tras el estreno de The Return of the Jedi. Lucas tampoco atravesaba su mejor momento personal, ya que se había divorciado recientemente. Pero entonces apareció Jobs con una imponente oferta de 5 millones de dólares a cambio de Graphics Group. Esta era una división del área informática de la compañía Lucasfilm. Finalmente se cerró esa venta y Graphics Group pasó a ser una pequeña compañía independiente con un capital de otros 5 millones de dólares. La primera semilla se había plantado y con ella había nacido Pixar.

Pixar nació como firma informática

Steve Jobs se había puesto al frente de la nueva empresa pero queriendo desvincular el pasado de esta. Jobs quería destinarla a ser una firma informática. El producto estrella de la compañía era el Pixar Image Computer, un ordenador que tenía una enorme memoria gráfica para la época. No obstante, dicho ordenador fracasó estrepitosamente en el mercado y en 1990 se decidió poner fin a la actividad de la empresa en cuanto a producción de Hardware.

Por otro lado, NeXT, la otra empresa fundada por Steve Jobs tras su despido de Apple, no terminaba de arrancar y sufría serios problemas económicos. Dichos problemas se unían a las dudas que Jobs tenía con Pixar, a pesar de tener firmado un pequeño contrato de colaboración con Disney. Tales eran las dudas que se llegó a plantear vender la empresa incluso a Microsoft.

Lawrence Levy, clave en el éxito de Pixar

Jobs, en uno de sus conocidos arranques repentinos, decidió ir en busca de una persona que le ayudara a reflotar Pixar, al igual que había hecho hace años en Apple cuando fue a buscar al entonces presidente de Pepsi, John Sculley. En esta ocasión, Steve decidió ir en busca de Lawrence Levy (director financiero de Electronics for Imaging).

Lawrence Levy y Pixar
Lawrence Levy, unos de los hombres clave de Pixar

Cuando Levy recibió la llamada de Jobs, pensó que querían encargarle que trabajara en NeXT. Apenas había oído hablar de Pixar pero Steve, que era un gran embaucador, consiguió hacerle creer en el proyecto y hacer que se uniera al equipo.

La jugada le salió bien a Jobs y es que la química que ambos procesaban entre sí era muy buena. El momento de la llegada de Levy coincidió con la producción de Toy Story, que sería la primera película de animación en la historia producida íntegramente con un ordenador.

La salida a bolsa y el triunfo de Toy Story

Con la ayuda de un buen equipo financiero, con Levy a la cabeza, Pixar salió a bolsa sin hacer mucho ruido. No sería hasta el estreno de Toy Story cuando la compañía realmente se hizo grande.
La archiconocida película de los juguetes, Toy Story, fue estrenada el 22 de noviembre de 1995, consiguiendo recaudar en su primer fin de semana la friolera cifra de 30 millones de dólares, superando así hasta las previsiones más optimistas de los expertos.
Toy Story de Pixar
Toy Story y su rotundo éxito catapultaron a Pixar
El éxito de la película continuó creciendo y haciendo que la firma, Pixar, se afianzará en el mercado como uno de los sellos más importantes en el mundo de la animación. Y así ha continuado hasta el día de hoy con otros grandes éxitos como Monstruos S.ACars y otras tantas como las secuelas de Toy Story. 

Venta de Pixar a Disney

Cuando Jobs regresó a Apple en 1997, siguió dirigiendo Pixar y aunque la compañía ya rodaba sola, como aquel que dice, Jobs nunca dejó de estar presente en las decisiones más importantes de la compañía.
En los años 2003 y 2004, Pixar terminaba su contrato con Disney y las negociaciones para una renovación no llegaron a buen puerto, llegando a causar una ruptura en las relaciones de ambas compañías.
No obstante, en 2005, la llegada de Bob Iger como nuevo director ejecutivo de Disney, hizo que se retomaran las relaciones entre ambas productoras y finalmente en enero de 2006 se anunció la compra de Pixar por parte de Disney. Un buen final que permitía a Pixar seguir siendo una productora importante dentro de una de las mayores compañías cinematrográficas, como continúa siendo hoy Disney.

Conclusión

Es curioso que aún a día de hoy se siguen haciendo guiños a Apple en las películas de Pixar. No es raro ver a los personajes de las películas utilizando un iPhone o que sus ordenadores sean Mac.

WatchOS WWDC 2017
Nuevas esferas en watchOS con personajes de Toy Story como protagonistas

También existen guiños de Apple a Pixar y Disney. El Apple Watch es buena muestra de ello. Primero fueron las esferas de Mickey y Minnie. En watchOS 4 veremos nuevas esferas con personajes de Toy Story como protagonistas.

Todos habremos oído hablar e incluso habremos visto alguna de las múltiples películas producidas por Pixar. Al igual que dicha afirmación se podría aplicar a Apple. Algunos ya conocerían esta historia, y otros habrán conocido hoy que era lo que unía a ambas empresas y no era otro que el, querido y odiado a partes iguales, Steve Jobs.

Si te ha parecido curiosa esta historia, te invito a leer un artículo publicado en la web hace unas semanas en el que recordábamos algunas anécdotas y curiosidades de Steve Jobs.