Compartir

Apple decidió dejar de lado su plan de fabricar un coche con el sello de la manzana mordida y con un sistema de conducción autónoma. Este proyecto parece ser que le vino demasiado grande a la compañía y es por ello que optaron por dejarlo de lado y centrarse únicamente en el desarrollo del software de conducción autónoma para integrarlo en los vehículos de diferentes casas. Hoy hemos conocido una nueva patente que nos da más detalles de cómo podría ser este software y las funcionalidades que nos dará al conductor.

Así podría ser el software de conducción autónoma de Apple

La patente en cuestión ha sido publicada hoy por Patently Apple y podemos ver como describen un método que nos ofrecerá la posibilidad de que el coche sepa donde queremos ir sin decírselo de manera directa. 

Nuevo coche de pruebas de Apple
Nuevo coche de pruebas de Apple: un Lexus 450h SUVs del 2016 o 2017 (no se puede distinguir en las fotografías el modelo concreto).

Como decía, esta patente se basa en los métodos indirectos. Uno de los ejemplos más claros es poder decirle a nuestro vehículo que queremos ir a una tienda grande, pero el vehículo nos pedirá una orientación adicional, que podría ser “Me gustaría comprar algunas plantas para mi jardín”. A la hora de recibir esta orientación el software determinaría que debe de ir a una tienda donde vendan plantas, es decir, que tengan el nombre de “suministro de jardinería” o “jardinería”.

Esto también funcionaría si nosotros le decimos al coche que queremos ir a la oficina. Al momento el software intentaría aparcar el vehículo lo más cerca de nuestra oficina, cuya dirección obviamente tendría memorizada, algo que pasa ahora como Apple Maps o Google Maps.

En la patente vemos también algo muy interesante: el control por gestos. Si nosotros estamos dentro de nuestro vehículo y queremos indicar que aparque más lejos o en un sitio concreto simplemente deberemos de señalar la dirección donde queremos que vaya a buscar aparcamiento con el iPhone en la mano. Gracias al acelerómetro del iPhone el coche sabrá donde está el dueño apuntando, aunque seguramente requiera que le aclaramos exactamente donde queremos que aparque.

Esta patente suena muy bien, y en general el software de auto-conducción de Apple suena de maravilla, pero yo lo veo demasiado futurista y deberemos de esperar creo mucho años para ver hecho realidad este software. De momento, deberemos de conformarnos con el Tesla, aunque su precio no es demasiado económico.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta patente y si crees que este software estará pronto en los coches o deberemos de esperar aun más.

  • Ufff malgastar dinero y tiempo con eso, cuando ni siquiera Siri es un asistente… ese proyecto creo que le encaja más bien a Google, con todos los datos que tienen y el tracking continuo que hacen… en cambio Apple siempre dice que no usa los datos, vaya que, no ser…