Compartir

Una patente de Apple que ha sido concedida en el día de hoy describe cómo la cámara frontal, el sensor de luz y el sensor de proximidad que se encuentran en la parte superior de los iPhones existentes podrían utilizarse para mediciones de salud.

Apple sigue apostando fuerte por la Salud según esta patente

Salud
Nueva patente de Apple nos describe diversas funciones relacionadas con Salud

El dispositivo electrónico, en este caso el iPhone, utiliza una o más de la cámaras y el sensor de proximidad para emitir luz en una parte del cuerpo del usuario que quiere hacerse la prueba y, por ende, que toca la superficie del dispositivo electrónico; y una o más de la cámara, el sensor de luz ambiental y el sensor de proximidad para recibir al menos parte de la luz emitida reflejada por la parte del cuerpo del usuario. El dispositivo electrónico calcula los datos de salud del usuario basándose en los datos del sensor relativos a la luz recibida.

También considera el uso de sensores adicionales montados en la misma área para mediciones de salud adicionales:

Por ejemplo, describe contactos eléctricos similares a los encontrados en algunas básculas de baño más sofisticadas que son capaces de medir la grasa corporal. Los mismos contactos también podrían utilizarse para proporcionar una lectura de electrocardiograma (ECG), una técnica que ya se ha visto en al menos un caso de iPhone.

Los datos de salud totales que podrían ser capturados por la configuración más sofisticada es impresionante. Los datos de salud pueden incluir una o más de una variedad de diferentes parámetros de bienestar, condición física y/u otros aspectos relacionados con la salud del usuario en cuestión, tales como:
– El índice de presión sanguínea
– La hidratación de la sangre
– El contenido de grasa corporal
– La saturación de oxígeno
– La frecuencia de pulso
– El índice de perfusión
– Un electrocardiograma
– Un fotopletismograma y/o cualquier otro dato de salud de este tipo.

Lo que es particularmente interesante, sin embargo, es la cantidad de datos que se pueden capturar utilizando nada más que la cámara y el sensor de luz: saturación de oxígeno, pulso, índice de perfusión y un fotopletismograma (que puede monitorizar la frecuencia respiratoria y detectar condiciones circulatorias como hipovolemia).

Aunque algunas mediciones pueden ser tomadas usando el tipo de sensores de luz ambiente de baja tecnología que están siendo utilizados en los iPhone existentes, la patente hace notar que pueden ser requeridos sensores aún más sofisticados para un uso óptimo.

En diversas implementaciones, el uso de un fotodiodo de no imágenes de arseniuro de galio de indio puede permitir la detección de un espectro de luz más amplio que el uso de un fotodiodo de no imagen de silicio. Un fotodiodo de no imagen de arseniuro de galio de indio puede no ser utilizado típicamente como un sensor de luz ambiental, ya que es presumiblemente más caro que un fotodiodo de no imagen de silicio que puede ser utilizado adecuadamente para determinar condiciones de luz ambiente detectando un espectro de luz más limitado.

Apple nos permite seguir datos relativos al ejercicio que realizamos, pero no incorpora aún información clínica exhaustiva, mejora que llegará con la nueva actualización.
Salud en el iPhone

Como siempre con las patentes de Apple, no podemos adivinar cuáles serán las elegidas por la empresa de la manzana para ser implementada en un producto real (y no está claro cuánto espacio habría para un sensor eléctrico en el diseño de la parte superior del nuevo iPhone 8).
De lo que no tenemos duda es del gran interés que tiene Apple en desarrollar tecnologías que hagan nuestra vida mucho más cómoda en aspectos de Salud.

Apple ha lanzado la beta 5 para desarrolladores de iOS 11, te contamos todas las novedades que nos ofrece esta beta en un artículo que iremos actualizando según vayamos encontrando nuevas novedades. Pincha aquí para leerlo.

Fuente: 9to5mac