Compartir

En el día de ayer os contábamos cómo ciertos analistas afirmaban que Samsung era la responsable del elevado precio que tendría el iPhone 8. En el día de hoy Ming-Chi Kuo ha afirmado que este año Apple y LG no llegarán a ningún tipo de acuerdo sobre proporcionar pantallas OLED a los futuro iPhone hasta 2019, cuando el año programado era el 2018. Esto podría tener consecuencias en el precio muy significativas, pues no habrá otras alternativas para comprar pantallas OLED teniendo únicamente un proveedor.

Hasta 2019 Samsung será el único proveedor de pantallas OLED de Apple

Las conversaciones entre LG y Apple no han llegado a buen puerto y es por ello que la empresa surcoreana Samsung será la única empresa que proporcione pantallas OLED a Apple hasta por lo menos 2019, que en teoría se podría firmar un acuerdo entre Apple y LG.

LG
Logo de LG

LG está teniendo numerosos problemas con su maquinaría para hacer una producción masiva que llegue a proporcionar pantallas OLED a Apple. Es por ello que se está trabajando a contrarreloj con el fin de poder hacer frente a Samsung. Que la empresa surcoreana esté en solitario en el mercado hace que puedan poner los precios que quieran y no sean nada competitivos. Esto nos afectará negativamente a todos los usuarios de iPhone pues los costos serán muy superiores a diferencia de si hubiera más competitividad en un componente tan caro de este terminal. 

El medio Bloomberg afirma que LG podría tener en 2018 una pequeña cantidad de pantallas OLED listas para Apple, aunque no llegarían al hipotético iPhone 9, aunque ya existiría una cierta competitividad y se vería el precio reducido, sobre todo si en otoño, como es tradicional, crean un nuevo ciclo de dispositivos con estas pantallas. La nota concreta de Ming-Chi Kuo dice lo siguiente:

Apple suele introducir nuevos iPhone cada otoño para poder enviar el primer teléfono OLED con tecnología LG a finales de 2018 con suministros limitados. Alternativamente, podría esperar a agregar modelos LG más adelante en el ciclo de vida del siguiente modelo.

Déjanos en la caja de comentarios si crees que la culpa de que no exista competitividad en el mercado de pantallas OLED será responsable