Compartir

Aún quedan 9 meses para que podamos ver el nuevo iPhone en la tradicional Keynote de septiembre, y hace algo más de 2 meses que se lanzó al mercado el iPhone X, pero ya comienzan las disputas por saber cómo se fabricará el siguiente iPhone, y eso que aún queda bastante camino por delante. Cuatro compañías estarían “guerreando” por tener la posibilidad de proporcionar sus pantallas al nuevo buque insignia de Apple: Samsung, LG, Sharp y Japan Display. 

Las empresas se “pelean” por proporcionar pantallas OLED a Apple

En un primer momento Samsung y LG iban a ser las dos empresas que se harían cargo de proporcionar a Apple pantallas para sus dispositivos, pero parece que hay más empresas interesadas: Sharp y Japan Display.

Aunque las empresas parece que tienen mucha rivalidad de cara al público, como es el caso de Apple y Samsung, por detrás se dan la mano cual amigos y se intercambian recursos. Y hasta lo que sabíamos ahora, Samsung se encargaría de la mayor producción de pantallas y LG solo de las pantallas de 6,5 pulgadas del iPhone X Plus

Pero esto no será así ahora, pues según DigiTimes se han unido a la lucha por hacerse con esta producción dos compañías japonesas, Sharp y Japan Display. Según las fuentes, la producción dará comienzo a mitad del 2018 

Y la gran pregunta que os preguntaréis muchos, ¿y eso que me importa a mi? Pues bastante, pues si hay mucha competitividad los proveedores de estos componentes tendrán que bajar los precios para que Apple se vaya con ellos. Y si los componentes son más baratos, el dispositivo final también será mucho más barato.

Entonces Apple se está encontrando en una situación un tanto cómica. En 2017 no paraban de salir noticias que hacían referencia a la falta de pantallas OLED para el iPhone X, y ahora va a tener una sobre producción que provocará una bajada de precio. Lo suyo habría sido algo intermedio entre ambas situaciones, pero deberemos de ver como se termina desarrollando esta “batalla”.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas al respecto.