Compartir

Todos los usuarios de Mac tenemos tendencia a almacenar muchos datos en nuestros dispositivos. Todo estos archivos que no queremos perder aunque no sean importantes con la excusa de “por si acaso” pueden terminar ralentizando el arranque de nuestra Mac y el rendimiento en general.

Todo ésto ocurre con documentos, imágenes, o vídeos que vamos descargando de Internet como películas que no borramos cuando las visualizamos, y que pueden conllevar a tener “basura” en nuestro disco duro.

Consulta el almacenamiento disponible que te queda

Cualquier informático nos podría confirmar algo que se nos ha recomendado desde pequeños tanto en dispositivos macOS como en Windows. No tener el dispositivo a full de capacidad y dejar un pequeño espacio libre para que el dispositivo ande con mayor fluidez. Cuando el Mac comience a ir lento, debemos pensarnos en ir a mirar el espacio de almacenamiento que tenemos libre. Esto lo podremos ver en el menú Apple > Acerca de este Mac > Mas información > Almacenamiento. Con ésto veremos de un solo vistazo el almacenamiento disponible y a lo que está destinado el almacenamiento que estamos usando.

Almacenamiento Mac

Hora de limpiar el disco duro

Cuando veas que tu Mac va lento, y el almacenamiento está alcanzando límites que no te puedes permitir, debes comenzar a tomar una serie de medidas muy comunes, y que os recordamos a continuación.

Elimina las aplicaciones que no utilizas

Todos tenemos esas aplicaciones que nos hemos descargado del App Store “para probarlas” y que después se quedan en el olvido en nuestro Mac, ocupando un tamaño que se requiere para otras tareas. Por ello, semanalmente deberíamos revisar nuestras aplicaciones en el Launcher y eliminar aquellas que no utilizamos.

Estas aplicaciones las podemos eliminar arrastrando el icono de la aplicación hacia la papelera. Automáticamente nos pedirá una confirmación sobre si estamos seguros de la eliminación de esta.

Launchpad en macOS

Analiza el tamaño de los elementos de tu disco duro.

Cuando el problema viene dado por la cantidad de archivos que tenemos en nuestro Mac, es hora de remangarse la camisa y comenzar a eliminar esa película que ya hemos visto, o ese archivo que no necesitaremos. A veces llegamos a un punto de no saber que archivos tenemos en nuestro disco duro ni que tamaño ocupa. Para ello yo uso una aplicación denominada Disk Inventory X que nos va a ayudar a analizar el disco duro y mostrar esos archivos y carpetas que ocupan un tamaño demasiado elevado.

Con los resultados de esta aplicación, debemos eliminar esos archivos innecesarios de nuestros Mac. Recalco lo de archivos innecesarios para que no os pase como a mi, y no eliminéis archivos internos del Mac como de las carpetas de Users, Systems… que pueden terminar obligando a que reinstalemos el sistema operativo.

Archivos duplicados, a la basura

Siguiendo en la misma línea de archivos que ocupan un tamaño exagerado, no podemos dejar pasar esos archivos duplicados que se crean en nuestro Mac y que terminan llenando nuestro disco. Os recomendamos para ello visitar la App Store y buscar aplicaciones para rastrear estos archivos tan molestos.

Y hablando de basura… ¿la habéis sacado?

A veces podemos ser buenos y mandar los archivos que no necesitamos a nuestra papelera, pero ¿y si no la vaciamos? Los archivos seguirán ahí, ocupando un valioso espacio.

Por ello, debemos hacer como en casa y “sacar la basura” eliminando el contenido de la papelera con una frecuencia bastante elevada para evitarlo. Normalmente recomiendo eliminar el archivo de la papelera, al momento de desplazarlo a esta, así siempre tendremos una basura limpia y por tanto, un Mac también más limpio.

Papelera macOS

Vamos a limpiar ahora la carpeta “Descargas”

Otra de las grandes carpetas donde almacenamos archivos innecesarios es “Descargas”. En esta carpeta van a acabar todos los archivos que nos hemos descargado de Internet como el instalador de una aplicación de terceros, una película que no hemos movido a la carpeta correspondiente. Es decir, esas personas que no organizan los archivos que descarga de la red como facturas, películas… las tendremos en esta carpeta, en contra de esas personas que al momento mueve ese archivo a otra carpeta para tener una mayor organización.

Entonces, para esa gente que lo almacena todo en Descargas, haced una limpieza semanal para hacer un barrido de todos esos archivos que no necesitéis y trasladarlas a la papelera. Y esos archivos que si necesitáis, organizarlo en otra carpeta, lo que aumentará vuestra productividad.

Algo radical: cambie de disco duro.

Algo que como digo es radical, pero ayudarte si el disco duro de tu Mac se queda corto en espacio. Si este es tu caso en el que no podemos borrar nada debido a la importancia de estas por ser facturas entre otras, podemos recurrir a este cambio de disco duro.

El disco duro que vamos a recomendar desde aquí, y que seguramente os recomienden todas las personas con las que consultéis, será un SSD. Un disco duro SSD a diferencia del mecánico nos ofrece una mayor velocidad de lectura y escritura, teniendo una mayor fluidez entre nuestros archivos. A parte de esta fluidez que conseguiríamos, tendríamos mayor capacidad partiendo de una base de 500 GB que encontramos en el mercado por un precio que ronda los 100 euros, lo que no es caro. Si tenemos muchos archivos y vemos que con 500 GB no nos va a llegar, obviamente os recomendaremos os vayáis a un SSD de 1 o 2 TB, lo que ya sube el precio obviamente.

SSD Mac

Algo que poca gente sabe. Mac trae lenguajes preinstalados.

Algo que descubrí hace realmente poco es la existencia en nuestro Mac de un gran número de lenguajes aunque solo podamos utilizar uno. Esto se lo reserva Apple por si en un futuro necesitáramos hacer un cambio de lengua. Esto puede ocuparnos hasta 5 GB de nuestro disco duro que se puede eliminar utilizando una aplicación de terceros si estamos seguros de que no vamos a hablar otro idioma.

La aplicación que yo descubrí para realizar esta acción, se llama Monolingual que eliminaría estos lenguajes, teniendo la posibilidad de seleccionar que lenguas eliminar y cual conservar. Esto puede ser de utilidad por si queremos dejar las lenguas más comunes para “prevenir”.

Aunque si no sabemos hablar ni inglés ni chino, lo mejor es hacer un borrado general.

¿Qué son los archivos “Otros”?

Volviendo al primer punto de este post, quiero recalcar que en vuestro Mac encontraréis una categoría de almacenamiento denominada “Otros”. La gran pregunta que os hacéis todos es ¿qué archivos engloba la categoría “Otros”?

Haciendo un resumen muy general, en esta categoría vamos a encontrar información personal, extensiones de aplicaciones, archivos de Spotlight… es decir todo aquello que está muy relacionado con la “basura” que va generando nuestro sistema operativo como el caché. En este caso, para hacer una limpieza de esta categoría, lo mejor es formatear el equipo.

Desde aquí lanzamos la recomendación de formatear vuestro equipo cada seis o doce meses, según veáis la basura que puede llegar a almacenar vuestro Mac. Personalmente, hago un formateo cada 6 meses y reinstalo la última versión de macOS para tener siempre un ordenador lo más limpio posible.

Hasta aquí esta primera parte de como liberar espacio en el disco duro de vuestro Mac. En la siguiente parte vamos a tratar un tema muy importante como son los navegadores, que es donde pasamos más tiempo y lo que genera mucha basura que también debemos limpiar semanalmente.

Recordaros que dejo las puertas abiertas a todos a participar en una segunda o hasta tercera parte relacionada con este tema de limpieza de disco duro en vuestro Mac. ¿Cómo podéis participar? Dejando vuestros “trucos” en los comentarios que leeré con mucho gusto como siempre.