Compartir

Nikkei se ha reafirmado hoy en algo que ya se rumorea desde hace semanas: la producción del iPhone X se verá reducida en estos meses debido a que no está teniendo tantas ventas como se esperaba, dejando espacio a los nuevos modelos del 2018. Esto crearía un problema a Samsung, pues habría intensificado la producción de paneles OLED para satisfacer la demanda de Apple y ahora van a tener un exceso en sus almacenes. La solución pasa por buscar nuevos clientes. 

La disminución en la producción del iPhone X afectaría a Samsung

Según la nota publicada en Nikkei Samsung había pronosticado que las ventas del iPhone X hubieran sido muy superiores y es por ello que la producción de paneles OLED fuera elevada para responder a la demanda de Apple. 

iPhone X gafas lápiz

Ahora con la supuesta reducción de los iPhone X a mediados de este año, los paneles OLED van a sobrar, ya que aunque la compañía de Cupertino tiene pensado lanzar tres nuevos dispositivos en septiembre, uno de ellos solo tendrá paneles LCD para abaratar costes. 

Ahora Samsung tiene que buscar nuevos clientes para vender estos paneles OLED que le están sobrando y está siendo difícil, porque los fabricantes de paneles en Asia están aumentando a niveles agigantados, por lo que tendrán que venderlos a menor precio y al final no ganarán tanto, algo que no le gusta a ninguna compañía.

Concretamente en Nikkei recogen lo siguiente:

“Samsung está vendiendo cada vez más paneles OLED a clientes externos” afirmó un empleado de una compañía de comercio electrónico en Tokio. La producción del iPhone X, cuyas ventas han sido lentas, se espera que disminuya a la mitad en los tres primeros meses de este año a partir de la estimación inicial de más de 40 millones de unidades.

Tras incrementar la capacidad de producción de Samsung para satisfacer la demanda de paneles OLED para el último iPhone, el primer modelo en incorporar estos paneles, Samsung posee ahora un exceso de capacidad productiva

Algo que también terminará molestando a Samsung es la incorporación de LG a la fabricación de paneles OLED para otras empresas. Esto haría que Apple opte por otra compañía para que le suministren los paneles OLED de la segunda generación del iPhone X dejando a la compañía surcoreana tirada con una sobre producción de paneles. 

¿Tú qué crees que terminará pasando?

  • Se nota que Samsung es una empresa seria y no controlada por la mafia, llega a ser florentino y seguro que Apple se vería obligada en pagar las unidades que no se han vendido y eso repercutaria a los iphones con una subida de precio.

  • miiwtwo

    todo un unicornio en unos meses este iPhone X