Compartir

Hoy conocemos un nuevo informe del analista Ming-Chi Kuo de KGI Securities en el que afirma que los tres próximos modelos de iPhone que llegarán este 2017 mantendrían la conexión Lightning, aunque dispondrían de algunas características superiores a los actuales, tomadas de las conexiones tipo USB-C.

Los tres nuevos modelos de iPhone según Kuo

Según este analista muy reconocido en el mundo que rodea a Apple, en este 2017 llegaría una actualización menor para los modelos de 4,7 y 5,5 pulgadas. Junto con ellos, llegaría el ya tan nombrado modelo con pantalla OLED. La novedad que destaca en el informe es que éste contaría con una batería de mayor tamaño, en forma de L y de 2 celdas, que soportaría carga rápida gracias al rediseño.

Junto con esta novedosa batería, los nuevos iPhone contarían con un conector Lightning, pero que adoptaría la alimentación de energía de tipo C, conservando el tipo de puerto. Apple adoptaría la gestión de energía de TI y las soluciones de chip Power Delivery de Cypress para estos nuevos modelos.

iPhone 8 sin marcos

Lightning tiene un grosor menor que el USB-C

Según el extracto de la nota de investigación obtenida por MacRumors, Apple se enfrenta a un desafío técnico consistente en garantizar la seguridad del producto con este nuevo tipo de alimentación y de carga. Además, también debería garantizar una transmisión de datos estable durante la carga rápida.

Ming-Chi Kuo afirma que Apple mantendría el puerto Lightning en los iPhone debido a su diseño con menor grosor que los USB Tipo C. Además, mantendría los ingresos por licencias de accesorios que montan este tipo de conexión. Este informe llega unos días después de los rumores que predecían un nuevo iPhone con conector USB-C.

Y a ti, ¿qué te parece que el nuevo iPhone cambie su tipo de conexión?, ¿y que cuente con carga rápida?

Ingeniero de Edificación que estudia Informática. Me apasiona la tecnología desde que, de niño, trasteaba con un viejo 286 con pantalla monocroma. Me introduje en el mundo Apple con un iPod, al que siguió un MacBook blanquito, a partir de ahí no pude parar.