Compartir

El domingo os contaba que Tim Cook pisaría suelo europeo para reunirse con el Presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron en el Palacio Eliseo. En esta reunión se debatiría posiblemente la política europea que controla la fiscalidad de Apple y otras empresas en los 28 países de la Unión Europea. Pues según un informe, los argumentos del presidente francés habrían convencido en el CEO de Apple. 

Tim Cook daría su brazo a torcer para tener una política fiscal más justa con todos los países

Tim Cook como sabemos ha tenido numerosos problemas con la Comisión Europea por cumplir con las obligaciones fiscales en Irlanda donde la tasa de impuestos es muy baja (y más baja para ellos). Por el contrario, el presidente del país galo habría abogado por una política financiera territorial. Es decir, Apple debería pagar sus impuestos en cada país donde vende sus productos y no en uno solo de manera global.

Tim Cook y Macron

Como he dicho, Apple tiene en Irlanda su sede a nivel europeo, donde grava todos impuestos de los productos que vende en toda Europa gracias a un pacto con el gobierno irlandés que le ofreció una “ventaja” a la hora de cumplir con sus obligaciones fiscales teniendo que paga sólo el 2,5%. La Comisión Europea declaró nula esta ventaja teniendo Apple que abonar la diferencia que no había pagado, siendo una de las multas más voluminosas que ha impuesto la Unión Europea a una empresa.

Parece ser que esto cambiará gracias a la conversación que ha mantenido con Macron, o así lo afirma el medio Bloomberg, que cita a la oficina de Macron diciendo lo siguiente:

Fuentes cercanas a la oficina de Macron afirmaron que ambos no discutieron litigios fiscales pasados, pero Cook  acepta que las leyes fiscales en todo el mundo se están desplazando hacia los ingresos que ha tenido cada empresa en realidad en cada país.

Esto abriría el camino a que el CEO de Apple replantee la política fiscal de su compañía en Europa y termine declarando los ingresos de esta por países y no de manera global en el país que más le interesa por tener que pagar menos impuestos. Con esto, las arcas públicas de todos los países se verán desahogadas pudiendo crear políticas fiscales más competentes, que es el plan del propio Macron.

El medio citado anteriormente afirma que también se discutió sobre el cambio climático, la educación y las reformas económicas en Francia.

Déjanos en la caja de comentarios lo que opinas al respecto de esta posible decisión de Tim Cook.