Compartir

El HomePod incluye un único cable, concretamente el de alimentación, donde a priori, no se podía extraer.

Algunos usuarios a través de las redes sociales han confirmado de que sí se puede, pero Apple no vende este cable, sólo se puede conseguir a través de una reparación.

El coste de la sustitución del cable sería de unos 29 dólares a través del servicio técnico de Apple, es decir, que no puedes ir a un centro autorizado a comprar un cable más largo en el caso de que lo necesitaras.

El HomePod incluye un cable extraíble

Para poder extraer el cable de alimentación del HomePod, hay que ejercer bastante fuerza, está pensado para que no pueda desprenderse del dispositivo fácilmente.

Esto puede ser un inconveniente o una ventaja, según se mire. En cualquier caso, no es recomendable ejercer fuerza para quitarlo, ya que podríamos dañar algunos de sus componentes de conexión.

La ventaja de tener un cable extraíble (pero con una buena fijación), es que podemos estar seguros de que no se desprenderá en ningún momento, evitando pequeños accidentes o una conexión errónea.

HomePod

En el apartado negativo, si por casualidad nos tropezarnos con el cable (lo normal es que esté oculto), este arrastrará el HomePod por los suelos. Algo que también ocurre con los nuevos MacBook Pro al desaparecer el conector de carga MagSafe.

De todos modos, el HomePod es un dispositivo para tenerlo en un lugar fijo, donde apenas vayamos a necesitar moverlo, así que por esta parte, no deberíamos preocuparnos demasiado.

Apple publica la guía de usuario del HomePod donde explica todo lo que puedes hacer con el

Aún así, recuerda que no podrás comprar un cable más largo para  para ello, necesitamos una alargador adicional para conectarlo a un enchufe lejano, en caso de que la longitud del mismo no llegue a nuestro enchufe. Si quieres saber más sobre el HomePod, puedes mirar esta guía.

¿Qué te parece el nuevo HomePod? ¿Lo comprarás cuando se ponga a la venta en tu país?