Compartir

Los escándalos relacionados con la violación de la privacidad del usuario no nos dan un respiro. El último está relacionado con Google que podría estar dando permiso a empresas de terceros a leer nuestros correos electrónicos privados de Gmail. Este escándalo llega tras la afirmación por parte del gigante de Google de que permitía escanear nuestra bandeja de entrada a empresas de terceros que realizó hace unos meses, aunque terminaron reculando.

Google deja rastrear tus correos de Gmail a empresas externas

Gmail es utilizado por millones de personas alrededor del mundo, siendo uno de los servicios de correo electrónico más prestigioso y utilizado a día de hoy al igual que es Google Maps. Tener esta cantidad de usuario en tu servicio te da un gran poder por la información que puede almacenar y que tan codiciada es por las empresas publicitarias.

Google dejará de rastrear Gmail

En junio de 2017 Google afirmó que el contenido de las cuentas de Gmail no se utilizaría nunca para personalizar los anuncios que se muestran tal y como recogen nuestros compañeros de ADSLZone, pero parece que este concepto no se ha respetado del todo por parte de Google, algo que sin duda provocará el enfado de numerosos usuarios.

A pesar de que Google no lee nuestros mensajes si que autoriza a empresas de terceros a poder escanear nuestra bandeja de entrada para ofrecernos servicios personalizados. Entre estas empresas de terceros tendríamos servicios de comparación de precios de vuelos, itinerario de viajes…

Hoy Wall Street Journal ha hecho estallar la bomba al afirmar que los desarrolladores que forman parte de este programa de Gmail tienen acceso a nuestros correos y pueden leer hasta la última coma de lo que escribimos. Obviamente para realizar este estudio de mercado se utiliza un bot que analizará todo lo que escribimos, pero un humano puede también leer los correos electrónicos. El caso más claro que ha definido este medio ha sido el Return Path cuyo bot escenea un total de 2 millones usuarios pero se reservan 8.000 mensajes para que sean analizados por un equipo humano.

Desde Google afirman que sus empleados solo leen los correos electrónicos por razones de seguridad y siempre que tengan el consentimiento del usuario, pero no dejan para nada claro el control que aplican a las empresas de terceros que tienen acceso a esta información tan sensible que nosotros confiamos en los servidores de Google.

A mi me parece una irresponsabilidad dar este acceso a empresas de terceros, y seguramente a más de un usuario no le guste ni un pelo y es por ello que tendremos que esperar una explicación por parte de Google.

¿Os imagináis estar hablando con tu amigo por Gmail de hacer un viaje y que de repente todos los anuncios sean de hoteles y vuelos? Es lo que está haciendo Google al ceder nuestra información de esta manera.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta política de Google.