Compartir

Apple se ha puesto muy seria con unos de sus ingenieros, Xiaolang Zhang, un ingeniero de software que abandonó hace muy pocos días su puesto de trabajo con secretos de Apple relacionados con la tecnología de conducción autónoma bajo su brazo, para poder utilizarlos en su futuro puesto de trabajo. Algo que además de costarle el empleo también le ha costado una demanda que puede terminar llevándolo a la cárcel durante casi 10 años e incluso tener que pagar una multa de 200.000$.

Un empleado de Apple acusado de robar secretos de la compañía

El acusado fue detenido el pasado lunes en el propio aeropuerto de San José cuando intentaba coger un vuelo para abandonar el país. Su destino era China donde previsiblemente tenia ya un puesto de trabajo asegurado donde utilizaría la información robada para poder triunfar en este puesto de trabajo.

coche autonomo de Apple
Pruebas realizadas por Apple en un coche autónomo

Según se recoge en la demanda,  Xiaolang Zhang era un ingeniero de software centrado en el “Proyecto Titán”, es decir, el proyecto encargado del sistema de conducción autónoma en el que trabajaba Apple. Este ingeniero trabajaba en los chips responsables de procesar la información que se recibe desde los sensores que hay alrededor de un coche autónomo, para poder registrar por ejemplo la proximidad de un coche.

Zhang hace unos meses se tomó unas semanas de permiso de paternidad que aprovechó para viajar a China, y al regresar de repente abandonó Apple para unirse presuntamente al equipo de XMotors en China que casualmente también trabaja en un coche autónomo, al que le vendrían muy bien las tecnologías en las que trabaja Apple actualmente.

Apple decidió comenzar una investigación sobre este empleado tras descubrir un comportamiento inusual. Las imágenes de las cámaras de seguridad y los datos de acceso de su tarjeta de seguridad dejaron ver la gran cantidad de visitas que comenzó a hacer este empleado al laboratorio y a las oficinas, algo que no era normal.

Aunque al principio Zhang negaba todas las acusaciones que les hacia Apple, al final ha tenido que reconocer que fue a los laboratorios a robar información cogiendo elementos como dos placas de circuitos y un servidor Linux.

La compañía de Cupertino al momento puso en conocimiento del FBI los datos de esta investigación, que volvieron a interrogar a este empleado y que volvió a confirmar que había robado archivos de los laboratorios. El FBI finalmente se ha visto obligado a detener a Zhang tras detectar que había comprado un billete para salir del país, y por supuesto a procesarle ante la corte de justicia de los EEUU.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de la actitud de este ex-empleado de Apple.

  • No ser Apple y todo lo que es computar datos, como que no, vease Siri la primera de todas y la más inepta, apple maps…. si no vives e una metropolis poco utilidad tiene…
    Que ese ex-empleado haya robado información etc… pues más de allá en vender “con lo que está trabajando apple” no hay más. Vaya es como ir a robar planos a calatrava para hacer un puente raro, ineficaz a su fin.