Compartir

Cada día estamos más preocupados por nuestra salud, y queremos evitar a toda costa cualquier enfermedad que pueda mermar nuestra calidad de vida. El diagnóstico precoz de una enfermedad es clave para poder evitar que vaya a más, y en esto están ahondando todos los estudios recientes, utilizando datos de nuestra salud que se obtienen diariamente como nuestra frecuencia cardiaca en el Apple Watch.

El Apple Watch, imprescindible para tu salud en unos años

Un reciente estudio que ha englobado a más de 14.000 Apple Watch y relojes que portan Android ha demostrado una relación entre los datos de la frecuencia cardiaca que dan estos dispositivos y el inicio de la diabetes. Una conclusión muy interesante para poder tratarnos esta enfermedad antes de que vaya a más.

watchOS Apple Watch iPhone

El confundador de la aplicación Cardiogram ha explicado como se pueden identificar los primeros signos de la diabetes a través de nuestra frecuencia cardiaca:

Su corazón está “conectado” con su páncreas a través del sistema nervioso autónomo. A medida que las personas desarrollan las primeras etapas de la diabetes, su patrón de variabilidad de la frecuencia cardíaca se ve alterado. En 2015, el Framingham Heart Study mostró que la elevada frecuencia cardiaca en reposo y  la baja variabilidad de la frecuencia cardíaca predice quién va a desarrollar la diabetes durante un período de 12 años. En 2005, el estudio ARIC mostró que la variabilidad de la frecuencia cardíaca disminuye más rápidamente en los diabéticos que en los no diabéticos durante un período de 9 años.

Los datos que se obtuvieron en la aplicación de Cardiogram, que encontramos en la App Store, fueron analizados por DeepHeart en una red neuronal. Así lo describen:

14.011 usuarios de Electrocardiogram para watchOS y Android Wear fueron reclutados en el estudio Eheart Salud de la UCSF. A continuación, se utilizaron 33.628 personas/semana de datos de los sensores de la salud para entrenar una red neuronal profunda presentándolo con muestras de personas con y sin diabetes, hipertensión, apnea del sueño, la fibrilación auricular, y el colesterol alto.

Los resultados fueron interesantes: la tasa de precisión fue del 85%, por lo que es una buena señal para seguir trabajando en este camino. El documento completo de esta investigación está en Dropbox y que te dejo aquí. Esto es un gran paso para detectar precozmente la diabetes, pudiendo hacer cambios en nuestras vida antes de que sea tarde y prevenirla finalmente o hacerla menos grave.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta investigación.