Compartir

Es ya una tradición que todos los iPhone que son liberados al mercado pasen por un proceso de despiece para poder analizar con detalles todos los componentes internos del dispositivo. En esta ocasión FixjeiPhone ha compartido hoy en su canal de YouTube el desmontaje de un iPhone XS de 5,8 pulgadas. 

Así es el iPhone XS por dentro

Una vez abierto el dispositivo se ha podido apreciar que no hay muchas diferencias con respecto al interior del iPhone X. La única diferencia significativa es la batería que pasa a ser de una única celda, cuando el año pasado desde Apple apostaron por una batería en L con dos celdas separadas para poder hacer el giro de la “L”. Esta nueva batería recuerda que tiene una capacidad de 2.658 mAh, menor a la del modelo de 2017. 

batería iPhone XS

En el vídeo además podemos apreciar lo difícil que es de separar la pantalla del cuerpo del iPhone. Esto se debe al nuevo estándar de protección IP68 que es mucho mejor al del iPhone X que era un IP67. Ahora el iPhone podrá aguantar hasta 30 minutos bajo agua, pero ten cuidado, porque si algo falla y entra líquido en tu dispositivo, Apple se lava las manos como le ocurrió a nuestro compañero David Hebrero.

Salvo estas dos diferencias, estamos ante un dispositivo con unas “entrañas” muy similares a las del año pasado. Se nota que este nuevo iPhone es una versión “s” sin ninguna modificación estética pese a que incluye mejores prestaciones a nivel de hardware como un chip A12 de 7 nm mucho más eficiente que nos otorgará una mayor autonomía según Apple.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas al respecto de esta nueva batería que se ha dejado ver en este nuevo despiece del iPhone XS.