Compartir

Si estás en algún lugar donde la conexión a internet sólo sea a través de un cable de red, puedes compartir una señal WiFi directamente desde Mac para conectar el iPhone, iPad o cualquier dispositivo con receptor WiFi.

Esta solución permite establecer nuestro Mac como una fuente de señal Wifi aprovechando la conexión a Ethernet. El método es bastante sencillo, nuestro Mac recibe la conexión a internet a través del cable de red y el propio Mac la comparte a los demás dispositivos a través de su propia WiFi.

El procedimiento es realmente sencillo, donde además podemos establecer una contraseña segura para que no pueda conectarse ningún usuario que esté alrededor de nuestro equipo.

Pasos para compartir internet desde nuestro Mac

Wifi Mac MacBook Air

Antes de comenzar los pasos, recordamos que los MacBook y MacBook Pro necesitan de una serie de adaptadores para poder conectar el cable de red (RJ45) desde la fuente hasta nuestro Mac. Dependiendo de nuestro modelo, nos hará falta un accesorio Thunderbolt o USB tipo C. Ahí tenemos que tener claro cual es que necesitamos.

Vamos a centrarnos en dos pasos. En el primero, vamos a localizar la opción de compartir internet:

  1. Desde el escritorio principal, pulsamos en el menú del logo de Apple
  2. Entramos en Preferencias del sistema
  3. Accedemos a Compartir

En el segundo paso, vamos a configurarlo de una manera muy sencilla. El “puente” que vamos a realizar, consiste en compartir internet desde el cable de red, donde luego vamos a compartir la señal vía WiFi:

  1. Elegimos el nombre de nuestro ordenador. Este será el nombre que tendrá nuestra WiFi.
  2. En el menú donde aparecen todas las opciones, marcamos “Compartir internet”
  3. En “Compartir internet desde”, tienes que marcar tu opción (en nuestro caso, Thunderbolt)
  4. En la opción “Con otros ordenadores vía”, tendrás que marcar la opción vía Wi-Fi

Ya está, ya lo tienes configurado. Ahora sólo tienes que buscar desde tu iPhone, iPad o cualquier otro dispositivo la señal que está emitiendo tu propio Mac. Si pulsamos “Opciones de Wi-Fi…” podremos establecer una señal segura, con nuestra contraseña personalizada.