Compartir

Apple busca ser totalmente independiente de aquí a unos años en lo que respecta a componentes internos de sus dispositivos, controlando mejor la producción y así reduciendo los gastos de los dispositivos. Los chips de potencia serían los que comenzarían a producir y diseñar los de Cupertino a partir de 2018. Esta información la ha desvelado en el día de hoy Nikkei, y al momento la empresa que está encargada de producir estos chips de potencia se ha hundido un 20%. 

Apple podría producir sus propios chips de potencia

Si las intenciones de Apple son estas, serán más independientes del resto de empresas y sobre todo del fabricante de chips Dialog Semiconductor Plc. Este no es la primera empresa de la cual se quiere deshacer Apple. El año pasado ya afirmo que iba a suplantar la empresa responsable de fabricar los chips gráficos Imagination Technologies, algo que provocó el pánico en La Bolsa de Londres. Esto derivó en la puesta en venta de esta empresa tras declarar su quiebra debido a este movimiento de Apple.

Nikkei ha sido la responsable de lanzar esta pequeña bomba a la red citando fuentes no identificadas, y como no, la empresa a la que se puso en la mirilla ha respondido con la voz de su portavoz diciendo que sus acuerdos con Apple no habían variado lo más mínimo. En concreto dijo: “El nivel de visibilidad en el ciclo de diseño de nuestros principales clientes se mantiene sin cambios y las relaciones de negocios están en línea con el curso normal de los negocios”

Pero desde Apple estarían diciendo algo totalmente contrario, según Nikkei, citando a una fuente cercana a la compañía. Esta dice lo siguiente: “Con base en el plan actual de Apple, que se establecen para reemplazar parcialmente, o alrededor de la mitad de sus chips de administración de energía para entrar en iPhones por sí mismo a partir del próximo año”

Según esta fuente, Apple ya tendrás pensado en planes futuros restablecer el pedido de chips de potencia, ya que pasarían ellos a producirlos. No sabemos qué pasará y habrá que esperar al año que viene para ver que chip porta el siguiente iPhone. Pero, está claro que los de Cupertino quieren evitar más pleitos y pasar a producir sus propios componentes.