Compartir

Al fin Apple introdujo la carga inalámbrica en el iPhone 8, 8 Plus y como no, en el iPhone X. Aunque llegan tarde a su implementación, lo importante es que lo han hecho, pero más tarde que la competencia como Samsung que la incorpora desde hace ya bastante. 

Pero, todo tiene ventajas e inconvenientes, y la carga inalámbrica no se escapa a esto. Aunque resulta muy cómodo dejar nuestro terminal encima de una plataforma y comienza a cargarse esto puede tener ciertos problemas que no son del todo conocidos y que pueden afectarte directamente a la hora de cargar tu terminal.

Cuidado con la carga inalámbrica de tu iPhone en estos casos

Air Power iPhone X

El principal inconveniente puede afectar a tu tarjeta de crédito y cualquier otra tarjeta que tenga una banda magnética. Si la pones encima de la base de carga con el iPhone puede que se termine desmagnetizando o dañando los chip que incorporan y tengas que pedir otra. Esto también ocurre con otras tarjetas como la que nos dan en un hotel para abrir la puerta de la habitación o el pasaporte.

Y me podéis preguntar, ¿quién deja la tarjeta de crédito junto al iPhone cargando? Seguro que vosotros mismos o algún conocido lleva una funda que también sirve de tarjetero pues en tapa tiene ranuras para meter o bien nuestro DNI o las tarjetas de crédito para así olvidarnos de coger la cartera cuando salimos a la calle.

Entonces, si ponemos por ejemplo el iPhone X a cargar en una base de recarga inalámbrica con esta funda y las tarjetas dentro pueden salir mal paradas. Esta información la puedes encontrar la puedes encontrar en Apple en esta página. Concretamente dice lo siguiente:

La carga inalámbrica usa inducción magnética para cargar el iPhone. No coloques nada entre el iPhone y el cargador. Las monturas y fundas magnéticas, u otros objetos entre el iPhone y el cargador pueden reducir el rendimiento, dañar las tiras magnéticas o los chips RFID, como los que se encuentran en algunas tarjetas de crédito, placas de seguridad, pasaportes o llaves con mando a distancia. Si tu funda posee alguno de estos objetos sensibles, retíralos antes de la carga o asegúrate de que no están entre la parte trasera de tu iPhone y el cargador.

Así que si usas este tipo de fundas o has metido algo en la parte de atrás de una carcasa, recuerda sacarlo antes de ponerlo a recargar en una base. Esto se puede aplicar a cualquier terminal que utilice esta tecnología de recarga, no solo en dispositivos de Apple.