Compartir
Google Pixel y iPhone 7

Después de haber probado durante un fin de semana el nuevo Google Pixel XL en sustitución de mi iPhone 7 Plus, he querido compartir mi experiencia y responder a algunas dudas sobre este dispositivo. Muchos usuarios se siguen preguntando si ¿merece la pena cambiar un iPhone por este nuevo terminal?, ¿será suficiente el esfuerzo hecho por Google?, ¿estamos ante las mejores cámaras del mercado?, todo esto y mucho más te responderemos a continuación.

Cambio el iPhone 7 Plus por el nuevo Google Pixel XL

Voy a ser lo más claro posible, el Google Pixel es el mejor dispositivo Android que he probado jamás, si lo compras no te arrepentirás pero ¿es suficiente para batir a sus rivales?, sin duda estamos ante la pregunta clave de este dispositivo. Para mí, el ecosistema de Apple roza la perfección, es extremadamente complicado decirle adiós a iOS, si bien es cierto que Google también dispone de un gran ecosistema (Gmail, YouTube, Drive, etc), creo que cuando ya estás adaptado a los servicios y aplicaciones de Apple cuesta mucho cambiar, no obstante lo hice durante un fin de semana.

Google Pixel vs iPhone 7
Google Pixel se enfrenta al grande Apple, el iPhone 7

El Google Pixel XL es un teléfono que nada más verlo por primera vez, te da la sensación de estar delante de un iPhone cuyo sistema operativo es Android. Tamaños similares, bordes muy parecidos (aunque el iPhone dispone del botón de huellas dactilar en su frontal y el Google Pixel no), en definitiva, estamos antes dos dispositivos físicamente parecidos. Si bien es cierto que el iPhone 7 Plus es un teléfono bastante delgado, no he tenido la impresión de tener un teléfono mucho más grueso que el iPhone en mis manos. Para acabar en el tema del aspecto, quiero decir que el Pixel tiene su identidad propia, muchas personas dicen que el diseño les gusta, también hay quienes lo consideran feo… yo prefiero mantener mi opinión: “tiene su propia identidad y eso es importante”, lo malo de esta nueva identidad para Google es que la gente no se pone de acuerdo si les gusta o no.

El hardware de este dispositivo es lo último en su mercado, procesador Qualcomm Snapdragon 821, memoria de 4 GB y todo el listado que podamos imaginar con los mejores componentes internos. Como te puedes imaginar, la fluidez de Android en este dispositivo es indudable. En este apartado no he echado de menos la fluidez de iOS, todo abre de forma correcta, sin fallos apreciables en el sistema y con una rapidez que no se encuentra en muchos dispositivos del mercado. En este apartado hay un claro empate entre el Pixel XL y mi iPhone 7 Plus.

 Haremos una comparación de fotografías en otro artículo

Llegamos al tema de cámaras, aquí hay una guerra feroz entre los fabricantes, después de haber probado ambos dispositivos, solo puedo resumir mi experiencia con una frase: estamos ante las mejores cámaras del mercado móvil. La puntuación otorgada por DxOMark a la cámara del Pixel no es casualidad, estas cámaras ofrecen un nivel fotográfico increíble por parte de Google como de Apple.

Google Pixel vs iPhone 7
¿Cuál de estos dos es mejor?

Estamos delante de fotos excelentes, con mucha definición, colores vibrantes en ambas (en mi opinión, el Pixel satura las fotos más que en el iPhone 7 Plus), nada que suponga una gran diferencia entre ambas. Si al igual que yo, lo único que quieres es sacar tu smartphone y tomar una foto de manera inmediata, estos dispositivos son perfectos para ti. Desarrollaremos este punto en otro artículo que redactaremos pronto con la ansiosa comparativa. Merecerá la pena.

Para terminar quiero hablar del software y del precio de este dispositivo, primero del precio. Dicen que el Google Pixel XL es un teléfono caro, yo tengo la opinión que si un precio es alto, no significa que sea caro y el Pixel es el claro ejemplo de mi afirmación. Cierto, estamos ante un dispositivo que vale mucho pero te va a dar una experiencia de usuario única, con una cámara impresionante, fluidez en todo el sistema y la seguridad de contar con una de las mejores marcas a nivel mundial por si tienes algún problema con el dispositivo, todo eso hay que pagarlo y el precio del Pixel así lo demuestra. Tengo la misma opinión del iPhone. Si algo es realmente bueno hay que pagar por ello y no lamentarse de que podría costar menos. No obstante, creo que el gran problema de Google se encuentra en este último punto.

El principal problema del Pixel es Android en el resto de fabricantes

Android puede que sea el verdadero problema de Google y su expansión del Pixel, con esto no quiero decir que Android sea un problema como tal, a mi particularmente me gusta iOS, me siento muy cómodo después de tantos años pero Google tiene un problema con Android. Si un teléfono como el OnePlus 3T te da una experiencia de  usuario similar (prácticamente el mismo software que tú), mismas (o incluso superiores) especificaciones en el hardware con un precio final por debajo de la mitad que los Google Pixel, ¿por qué te vas a cambiar a uno de los nuevos teléfonos de Google?, así es muy difícil de vender tu producto.

Google se ha dado cuenta que para triunfar en el mundo de los teléfonos móviles la clave se encuentra en la integración del hardware y el software. De momento, creo que han empezado por buen camino, no llega a la veteranía de Apple pero ha empezado muy fuerte, no obstante el mercado necesita novedades más diferenciadoras para optar por sus dispositivos (no basta con Google Assistant y una cámara increíble), mientras en el mercado se encuentren opciones con el mismo software y hardware por la  mitad del precio, el Pixel no tendrá mucho que buscar, no obstante, creo que Google lo sabe y a medida que vaya presentando novedades en los próximos meses y años, veremos una mayor diferenciación entre su software y el del resto de fabricantes que también utilicen Android, una opción que acabará por darles mayor exclusividad, justificando el alto precio de un dispositivo que se ha ganado con justicia, ser el principal competidor de Apple dentro de la gama alta de los smartphone Android.

mm
No dejes que el ruido de las opiniones de los demás callen tu propia voz interior