Compartir

Estos meses la demanda de los componentes del iPhone X ha sido verdaderamente elevada, como es lógico, ya que la cantidad de pedidos que ha experimentado Apple de este producto estrella han derivado en esta fuerte demanda. Pero parece que esto está llegando al final con una reducción sustancia de la demanda de componentes de este terminal.

La producción del iPhone X comienza a normalizarse

Según una fuente de la cadena de suministro, los envíos de estos componentes para el iPhone X se habrían reducido en noviembre, tras la fuerte demanda en septiembre y octubre. Concretamente ha afirmado lo siguiente:

Con la demanda del componente clave sin crecer tan fuerte como se esperaba, las fuentes están preocupadas de que Apple pueda reducir su objetivo de envío del iPhone X para el primer trimestre de 2018. Las fuentes señalaron que los pedidos de Apple para el iPhone X en noviembre fueron de alrededor del 30% menor que su pronóstico anterior.

Que la demanda de componentes para el iPhone X se haya debilitado nos indica que la cadena de producción ha mejorado su rendimiento cosa que se ha apreciado en los tiempos de espera para recibir este dispositivo, reduciéndose a las 1-2 semanas, llegando mayormente en una semana ya que parece que hay bastante stock disponible.

La disminución de la demanda de componentes no ha terminado gustar a los proveedores ya que han visto reducidos sus ingresos durante el mes de noviembre. Estas reducciones se cree que seguirán durante estos meses alargándose durante el primer trimestre del año próximo, debido a los días festivos del Año Nuevo que hará que se  cierren las cadenas de producción.

Todo esto se suma al medio DigiTimes que afirmó que los envíos de este iPhone en el primer trimestre del 2018 serán mejores a los encargados en este mismo trimestre. Deberemos de esperar a las cifras de los trimestre fiscales.