Compartir

AliverCor, una empresa asociada a la reconocida Clínica Mayo y embarcada en el diseño de una correa EKG (bautizada como KardiaBand) para el Apple Watch ha presentado un nuevo estudio que combina la tecnología de inteligencia artificial con esta correa para poder generar un sistema no invasivo para determinar los niveles de potasio en sangre, un dato básico a la hora de diagnosticar enfermedades cardiacas que requieran una rápida asistencia médica.

Pronto el Apple Watch será esencial para nuestra salud

Para llevar a cabo este estudio se han tomado 2 millones de electrocardiogramas de la Clínica Mayo desde 1994 hasta 2017, emparejados con cuatro millones de valores de potasio en sangre, sumados a los datos de un dispositivo EKG de AliveCor sincronizado a un smartphone. Con todos estos datos se pretende sacar el logaritmo para conseguir detectar los niveles de potasio en sangre con una precisión de entre e 91 y 94%.

Esto sería una revolución en el campo de la medicina, pues hasta ahora si un médico quiere comprobar los niveles de potasio debe de realizar una extracción de sangre y mandarla al laboratorio. Con este sistema se podrá tener un modo muy fiable de conocer el resultado sin tener que realizar una extracción de sangre y sin esperar a los resultados.

Sufrir de hiperpotasemia puede ser realmente grave y más si se asocia con problemas en el electrocardiograma, pudiendo provocar problemas de arritmias, algo que es bastante mortal si no se trata rápidamente. El potasio en si es un indicativo de la función renal.

Ahora el usuario con la KardiaBand podrá detectarse él mismo si sufre de hiperpotasemia en su propia casa, sabiendo que tiene que acudir rápidamente a un centro médico para ser tratado.

Si la tecnología sigue avanzando de esta manera junto a la medicina, la detección precoz de ciertas enfermedades aumentará significativamente, lo que conllevará a una reducción de la mortalidad de los pacientes.

Deberemos de esperar a ver con que nos sorprende AliveCor en un futuro, u otras empresas.