Compartir

Apple ha comenzado a pagar parte de la deuda de 13.000 millones de euros a Irlanda. Un pago que incluso los irlandeses rechazaron, pero que Bruselas no permitió.

La primera cuantía es de 1.500 millones de euros, a final de este año, se espera que la deuda esté saneada por parte de los californianos.

A pesar de que se ha hecho oficial el primer pago de la deuda, Irlanda ha confirmado que no hará público el resto de los pagos, siendo anunciado únicamente cuando se salde la deuda impuesta por Bruselas.

Apple, Irlanda y Bruselas

Apple

La multa recibida por parte de Europa, reside en la acumulación de impuestos no pagados por parte de los californianos a Irlanda por ayudas fiscales ilegales. Un hecho que los propios irlandeses intentaron justificar para no someter a los californianos a esta voluminosa multa.

En el año 2016, La Comisión Europea anunció que Apple debía pagar la cantidad de 13.000 millones de euros, pero en octubre del 2017, la comisaría competente, Margrethe Vestager avisó a los californianos para que aceleraran los trámites.

Ese mismo año, tan sólo un mes después de la afirmación la comisaría, Apple lanzó un comunicado en su página web para aclarar lo sucedido. Los californianos se preguntaban que “El debate sobre los impuestos impagos de Apple no es sobre cuánto pagamos, sino sobre dónde deberíamos pagarlo”.

Estados Unidos intentó mediar, al menos apoyar a una de las empresas residentes en su país, pero el Tribunal de Justicia Europea afirmó que Estados Unidos no había presentado un interés directo sobre el asunto en cuestión. Así que no veía necesario su intervención. En pocas palabras, Apple se quedó sola frente a La Comisión Europea.

Con el primer pago de la multa, parece que todo se está restableciendo, formalizando el total de los pagos antes de final de año. Con los 1.500 millones de euros que Apple acaba de depositar, se muestra un acto de buena fe para completar el restante de la deuda.