Compartir

Apple no para de recordarnos lo comprometida que esta con el medio ambiente ya que en cada Keynote dedican un apartado al principio que se enfoca en el proceso de fabricaron de sus productos y como tratan de cuidar el medio ambiente al máximo. Cuando nos llega un iPhone o un Mac nuevo, el embalaje brilla por la ausencia de plásticos por ejemplo. Ahora Trump quiere atacar directamente al medio ambiente con la derogación del Plan de Energía Limpia (EPA, por su siglas en inglés) y a Apple no le ha gustado nada esta idea, oponiéndose rotundamente según ha informado Reuters. Esta oposición ya ha sido comentada en otras ocasiones como os contamos en otro post.

Apple se enfrenta al ejecutivo de Trump nuevamente

La propia Apple ha presentado un informe ante la Agencia de Protección Ambiental donde alega que eliminar este plan de energía libre “aumentará a la incertidumbre de inversión” tanto para la empresa como a sus socios, y como no, el impacto sobre el medio ambiente.

Apple Park Febrero

En concreto el informe detalla lo siguiente:

Dejando sin efecto el plan de energía limpia se someterá a los consumidores como Apple y a nuestros grandes socios de fabricación a una mayor incertidumbre de inversión. 

Apple ejecuta la mayoría de sus operaciones con energías renovables como la energía eólica y solar. Solo debemos de ver las imágenes del Apple Park por ejemplo para poder apreciar la gran cantidad de placas solares que existen encima de los edificios. La eliminación de este plan pondría en peligro el desarrollo y las inversiones que ya se han hecho en este tipo de energía, que debería de ser una prioridad para cualquier gobierno. 

El plan EPA fue aprobado por el ejecutivo de Obama, aunque Trump firmó una orden ejecutiva para comenzar a revisarlo, aunque la revisión ha pasado ahora a una derogación total. A las razones anteriores, Apple también ha alegado que China les adelantará en esta materia por su plan de reducción de emisiones de carbono.

Apple defiende la política medioambiental de Obama y se opone a la derogación de Trump

En mi opinión de la compañía de Cupertino no influye demasiado en estos temas que se están tratando en la Casa Blanca, aunque es lógico que no se queden callados ante este hecho que les va a afectar económicamente debido a las grandes inversiones que han realizado y quieren realizar.

Pero, yo pienso que ahora que han mostrado su postura deben de seguir trabajando por reducir al mínimo el impacto de sus productos en el medio ambiente, a pesar de que la legislación no ayude demasiado.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas al respecto de este comunicado desde Cupertino.