Compartir

Se lleva más de un año rumoreando que Apple podría estar trabajando en un coche autónomo. Algo similar a lo que ya hicieron Google y otras compañías. Pero este mismo mes tuvimos un reporte revelador que confirmaba que Apple estaba trabajando en su propio coche autónomo, pues pidieron un permiso para hacer pruebas. Pues la historia sigue …

Apple está haciendo pruebas con su propio coche autónomo

Apple lleva ya casi un mes con el permiso de pruebas de coches autónomos en las carreteras públicas de California. Desde entonces han estado haciendo pruebas con un coche Lexus modificado.

Esto podría significar dos cosas. O en realidad sólo está interesada en realizar el sistema de conducción automática, montándolo sobre modelos de coches ya existentes. O bien, sí está creando un coche aparte especial para ellos, pero para no desvelarlo están usando un coche Lexus modificado para hacer sus pruebas.

Sistema de conducción autónoma de Apple montado sobre un coche Lexus.
Sistema de conducción autónoma de Apple montado sobre un coche Lexus.

Apple disconforme con el reglamento californiano sobre los coches automáticos

Hoy Apple se ha mostrado disconforme con el actual reglamento que rige el uso de los coches automáticos y sus pruebas de California. Por ello proponen una serie de cambios.

En primer lugar, la compañía mostró su oposición a la restricción de que haya un conductor de emergencia presente a la hora de realizar la prueba. Según la compañía de Cupertino se debería permitir que se realizaran pruebas sin ningún conductor en el coche.

¿Y por qué quieren esto? Todavía no está del todo claro. Lo que han declarado es que es importante que la gente se acostumbre a ver coches sin conductor. Para la compañía esa es la única manera de integrar este nuevo tipo de vehículos en la sociedad. Pero esto trae el inconveniente de la seguridad, pues al tratarse de un automóvil en fase de pruebas puede producirse algún accidente.

En segundo lugar, los de Cupertino no están de acuerdo con la forma de proceder con los incidentes. La compañía de la gran manzana insiste en que estos se deberían tratar con una mayor confidencialidad y discreción. Posiblemente lo que quiere Apple con esto es que en caso de que se produzca algún accidente menor no tengan que revelar mucha información sobre su sistema de conducción autónoma.

Modelo simulado de Apple Car.
Modelo simulado de Apple Car.

Conclusión

Como podemos ver, parece que Apple está apostando fuerte por su coche automático. ¿Pero hasta dónde están dispuestos a llegar? Parece que no les preocupa la posibilidad de que se produzca un accidente. ¿Tan seguros están de su producto? ¿Tú qué opinas de todo esto?

mm

Soy Xoán Carlos Cosmed Peralejo, una mente curiosa con forma de estudiante de “Ingeniería de Tecnologías de Telecomunicaciones” en Vigo. Amante de la ciencia y la tecnología.