Compartir

Un nuevo informe del analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, explica que Apple dejará de usar Touch ID en los próximos iPhone que se producirán en el 2018 para dar paso a Face ID.

A pesar de que la fabricación de los componentes de la cámara TrueDepth llevará retrasos iniciales en los nuevos iPhone X, Apple podría apostar por Face ID como único sistema de seguridad en sus terminales.

Hace poco se hablaba de que Apple podría estar trabajando en la integración del Touch ID debajo de la pantalla del iPhone, donde Kuo corrige y actualiza la información creyendo que al final Apple apostará por Face ID.

Problema de fabricación en la cámara TrueDepth

iPhone X

La lente encargada de dar vida a FaceID está teniendo serios problemas de ensamblado por la complejidad de la tecnología. Aunque se espera que el ritmo de trabajo mejore con la experiencia adoptada en este tiempo, con lo cual, la producción podría tener un aumento considerable para un stock suficiente en los plazos previstos.

Apple apuesta por la sencillez y por la seguridad, donde hemos podido comprobar que el reconocimiento facial de Face ID es simplemente extraordinario. Donde incluso podemos desbloquear nuestro iPhone X en la oscuridad, con un margen de error de 1 entre 1.000.000. 

El Touch ID tiene un margen de error de 1 entre 50.000, así que la diferencia es notable. La idea de introducir Touch ID en las pantallas de los iPhone parece ser que Apple la está abandonando (según Kuo) para centrase en exclusiva a Face ID.

Cada semana se estarían produciendo 400 mil iPhone X ¿llegará Apple a noviembre?

Centrarse sólo en Face ID dará a Apple mucho más margen para poder seguir evolucionando en el diseño de los futuros iPhone y seguir ofreciendo un terminal con un frontal sin botones, sólo pantalla, dejando Touch ID en otros dispositivos.

¿Apple debe abandonar el Touch ID para centrarse en Face ID? ¿Prefieres tener Touch ID debajo de la pantalla?