Compartir

Hace algunas semanas, en Apple 5×1 os contábamos que Apple invertiría en una fábrica de producción de pantallas OLED de LG. Hoy conocemos la noticia de que los de Cupertino estarían pensando hacer algo similar para la fabricación de las baterías del iPhone 9, o como se vaya a llamar el iPhone de 2018.

En este artículo te ampliamos la información referente a dicha inversión que realizaría la compañía californiana.

Apple cree que en LG son buenos aliados

La rivalidad que existe en el mercado de telefonía es amplio. Los iPhone de Apple llevan años compitiendo con rivales cada vez más fuertes y con los que ha llegado a tener incluso problemas judiciales debido a patentes. Pero incluso con Samsung, su mayor competidor, ha llegado a tener acuerdos como, por ejemplo, la fabricación de las pantallas OLED del iPhone 8 o los procesadores para futuros iPhone.

Lo que está claro es que Apple lucha por ser líder del mercado y para ello busca acuerdos con otras empresas para la fabricación de algunos componentes de sus productos.

iPhone 9
El iPhone de 2018 (iPhone 9), del que apenas se sabe nada, podría llevar una batería fabricada por LG

Según un informe de The Korea Herald, Apple habría llegado a un acuerdo con LG para invertir una importante cantidad de dinero en una planta de fabricación de baterías. De dicha producción saldrían las baterías del iPhone de 2018, y tal vez, de futuros iPhone.

También a principios de año se supo que Apple podría introducir en el iPhone 9 dos nuevos tamaños de pantallas OLED. Dichos tamaños serían de 5,28 y 6,46 pulgadas. Para la fabricación de estos paneles, Apple podría contar tanto con fábricas de LG, como con las de Samsung.

A vueltas con la batería

Los iPhone han sido durante muchos años referencia en el mercado. Incluso a día de hoy, cuando diversos informes sitúan a otros competidores por encima de Apple, siguen siendo una de las referencias para el consumidor.

Sin embargo, uno de los aspectos que más se ha criticado a la compañía de la manzana mordida es la batería. Muchos usuarios han sentido que los terminales evolucionaban muy bien en todos los aspectos salvo este. Con la última generación, y en concreto con el iPhone 7 Plus, parece que estas críticas han decrecido un poco. Pero sigue siendo un clamor popular el dotar a los terminales con una mayor autonomía, especialmente en los modelos pequeños.

cámaras del iPhone 7 Plus
Tan solo el iPhone 7 Plus parece librarse de críticas en el apartado de la batería

Por todo ello, Apple intenta mejorar un apartado que parece resistirse. Se habla de que el iPhone 9, e incluso el 8 que saldrá en septiembre, dispondría de una batería en forma de L. Ello conllevaría un mayor tamaño de la batería pero, en consecuencia, una mayor autonomía además de permitir tiempos de carga más rapidos.

Esta nueva forma de L en las baterías habría sido idea de LG. Se dice que con esta baza habrían convencido a Apple para llegar al acuerdo en su fabricación, ganándole la partida así a otras empresas como Samsung que suelen mantener un diseño tradicional rectangular y que la mayoría de smartphone actuales siguen manteniendo.

Sea como fuere, el acuerdo al que han llegado ambas marcas significará una mejor batería. Aunque también supondrá, a priori, un aumento considerable en el tamaño de los terminales y que esperamos que Apple sepa sacar provecho.

Aún falta más de un año, 14 meses para ser exactos, para que el iPhone de 2018 viera la luz. Por lo tanto Apple aún tiene tiempo de planificar bien la producción de los dispositivos. Es por ello por lo que debería tomarse esta información “con pinzas” y no dar nada por sentado. Ya se sabe que incluso con el iPhone de este año se han tenido problemas de fabricación hasta última hora.

Déjanos en los comentarios tus impresiones sobre esta noticia.