Compartir

Con el paso del tiempo, el uso y de varias actualizaciones a lo largo de los años nuestro Mac empieza a resentirse en cuanto a la velocidad del mismo, es por ello que es conveniente seguir algunos pasos para que el rendimiento de tu dispositivo no se resienta tanto, en este artículo hablamos sobre estos pasos, explicándote todo lo que debes hacer si tienes problemas de rendimiento con tu Mac (sobre todo en los dispositivos más antiguos).

Retirar aplicaciones que no utilizas

Lo primero deberías hacer es una revisión de todas las aplicaciones que ya tienes instaladas en tu equipo, comprueba si dispones de algunas que un día usaste pero que ya no usas, deshazte de ellas y así podrás liberar espacio en el disco duro.

MacBook Pro 2011 Sierra Mac

Después de examinar todas las carpetas de aplicaciones y comprobar la utilidad de los programas, lo mejor es utilizar un desinstalador que nos permita deshacernos de todos los archivos de cada aplicación o programa instalado en nuestro Mac. Si no dispones de un desinstalador de aplicaciones, basta con hacer clic y arrastrar los iconos de la aplicación a la papelera en macOS.

Libera espacio en tu unidad de disco, especialmente en los Mac antiguos

Cuantas más cosas tengas en un disco duro tradicional (frente a un disco SSD), más tiempo tardará tu Mac antiguo en ordenarlo todo y encontrarlo. Si la unidad está llena de cosas, lo mejor es empezar a eliminar o mover las cosas a un servicio en la nube como iCloud, Google Drive, Dropbox, etc.

Eliminar los archivos de idioma innecesarios

Tu Mac y muchos de los programas que instalas, vienen con idiomas alternativos que nunca usas o que nunca usarás. Lo mejor es que puedes eliminarlos para liberar cientos de megabytes en tu espacio de almacenamiento con aplicaciones gratuitas como Monolingual.

Comprar un disco SSD

En lugar de seguir utilizando un disco duro tradicional, un SSD funciona como una unidad USB con memoria y le concede un acceso mucho más rápido a tus archivos.

SSD MacBook Pro de 15 pulgadas

Los SSD no se ven afectados por el exceso de relleno, por lo que no necesariamente tienes que andar preocupándote por limpiar archivos y aplicaciones antiguas, a menos que necesites espacio por otro motivo. Apple comenzó a usarlos en MacBook Pro después de 2013, por lo que no necesitará hacer esto si su Mac ya tiene un disco SSD. No es demasiado complicado de instalar, pero si crees que no eres capaz de seguir los pasos o prefieres no arriesgarte, te recomiendo que el cambio lo haga un profesional.

Cerrar los procesos que acumulan memoria

Iniciando el Monitor de actividad desde tu carpeta de Aplicaciones, podremos ver si algo está acumulando mucha memoria. Si es así, lo mejor es cerrar ese proceso para darle un descanso a tu Mac, puedes hacerlo entrando en el Monitor de actividad, comprobando qué procesos utilizan la memoria de tu equipo directamente desde la pestaña “Memoria”, y haciendo clic en el botón X en la parte superior izquierda de la ventana del Monitor de actividad.

Las pestañas del navegador

Abrir pestañas en los navegadores ocupa memoria, incluso si es una pequeña cantidad de pestañas. Esto puede acumularse y acabar afectando al rendimiento del Mac, si eres del tipo de persona que abre, por ejemplo, 15 pestañas diarias y nunca las cierras. Trata de entrar en el hábito de cerrar las pestañas una vez que haya terminado de usarlos, ayudarás al rendimiento del Mac.

Las aplicaciones también afectan

Lo mismo ocurre con las aplicaciones, como las pestañas de los navegadores, también pueden acabar con tu memoria si tienes un montón de programas abiertos.

aplicaciones macOS Sierra

Apple tiene un par de atajos de teclado bastante prácticos que permiten una salida fácil de las aplicaciones. Por ejemplo, al mantener el comando, el control y el botón de expulsión de medios, se cerrará todas las aplicaciones y se reiniciará tu Mac (asegúrate de guardarlo todo primero).

Limpia la caché de tu navegador

Si en tu día a día, notas un rendimiento lento mientras navegas por la web, podría ser que tu navegador web es el problema, no tu Mac. Intenta vaciar la caché para acelerar el rendimiento.

Las direcciones son ligeramente diferentes para cada navegador, y eso puede acabar afectando el rendimiento y la experiencia de usuario, lo mejor es ir a la opción Configuración y a continuación ir hasta Historial, allí podemos limpiar la caché del navegador.

Revisas las extensiones de los navegadores

Es fácil instalar las extensiones para un navegador y luego olvidar que siguen ahí, a veces puede acelerar su rendimiento simplemente desinstalando todas las extensiones o complementos antiguos que ya no utilizas. Especialmente si estás utilizando Chrome, este navegador tiende a ser el más propenso a este problema.

Actualiza el software del Mac

Es una buena práctica asegurarse de que estamos ejecutando el software más reciente en nuestro Mac.

Experiencias con las betas de macOS Sierra

La versión más moderna del software puede solucionar problemas detrás de algunos funcionamientos anómalos en nuestro equipo, problemas o fallos que pueden provocar que el funcionamiento de nuestro Mac no sea el más idóneo.

Apaga o Reinicia tu Mac con más frecuencia

Tu Mac tiene algunas herramientas y programas dentro del software que usa automáticamente para ayudar a mantener el rendimiento. Alguna de estas herramientas sólo se ejecutan durante el apagado o reinicio del equipo, por ello es importante adquirir el hábito de apagar y reiniciar tu Mac con más frecuencia.

Añadir más memoria RAM a los Mac más antiguos

La memoria RAM es lo que le permite a tu Mac ejecutar varios programas simultáneamente. Si tu equipo comienza a experimentar una mayor lentitud, la solución puede ser la de añadir más memoria RAM, siempre y cuando puedas hacerlo ya que no todos los Mac (especialmente los más modernos) lo permiten. Esto se debe a que Apple ha hecho imposible agregar más memoria RAM. Es una actualización de nivel relativamente bajo, pero si no confías en ti mismo, lo mejor es ir a un profesional para aumentar la RAM.

Por último, si prefieres adquirir un nuevo Mac, no te puede perder lo mejor y lo peor del último producto de Apple.

  • Ricardo Campos Muñoz

    iMac 2009 27″ con Fusion Drive, instalé Sierra y lo noté mucho más lento,3 meses después quito el HDD de serie y le pongo otro SSD, uno para Sierra y otro para W10, al instalar Sierra va fatal, se queda congelado y a veces ni detectaba el SSD (Samsung Evo 500GB) vuelvo a forrajear, y sigue con los fallos, encima Windows 10 con los drives de Boot Camp no se ve la pantalla, con una doble pantalla quito el controlador y funciona pero sin gráfica.
    Total, volví a poner Fusion Drive pero con El Capitan, el ordenador va el doble de rápido que con Sierra.

    Voy a que por mucho actualizar en Apple no van mejor, al contrario, llevan unos años que están jodiendo todo lo bueno que tenían, no me arrepiento de la compra del ordenador, pero se que cuando salga la Surface Pro 5 voy a por ella y no a por un Mac Book “Pro”

  • Teobaldo de León

    Yo tengo un Macbook de finales de 2008 con 4 gb de ram DDR3 1067 mhz y disco duro 320 gb a 5400 rpm, totalmente actualizado OSX 10.11.6 La última versión a la que apple me ha dado acceso

    Donde más se nota el paso del tiempo, desde luego, es en el arranque del Mac. Muy lento en comparación con lo que hay hoy en día (el principal culpable supongo que será el disco duro, aunque Linux Mint en modo live me arranca bastante más rápido, aunque no es lo mismo un arranque live que un arranque de un sistema ya instalado). Las apps sino son muy pesadas (iTunes o Firefox si tiene muchas pestañas) se arrancan con fluidez.

    La conclusión que yo saco. Un mac que nunca se ha formateado, siempre que he saltado de versión MacOSX 10.5.8 (el que me vino) a MacOSX 10.6.8 y de éste a OSX 10.9.5 (brevemente) para finalmente saltar a OSX 10.11.6 (actual y definitivo), siempre ha sido via actualización ya fuera via dvd (Snow Leopard) o app store (todos los demás).

    Si se ponen tiquismiquis y lo comparas con un mac con ssd o con más ram, dirás que es una basura. Pero si lo comparas en su contexto, es un Macbook de finales de 2008 que ha pasado por varias versiones de OSX (no todas porque la 10.7, 10.8 y 10.10 tenian muy malos comentarios sobre todo si tu mac no era el último y directamente las ignoré de hecho, actualicé a la 10.9 porque el leopardito de las nieves se me quedo sin soporte de seguridad). Personalmente pienso que este Mac va sobrado para lo que hago habitualmente. Obviamente no puedo ver videos en 4k pero es que cuando lo compré tampoco podía. No es que me vaya lento en el uso del sistema (ni mucho menos, y eso que actualmente tiene Firefox con ¡¡¡40 pestañas abiertas!!!; el Telegram Desktop, el Whatsapp desktop y un conversor. Sin duda la gestión de ram de “El Capitan” es IMPRESIONANTE.

    Pero hoy en día lo más importante es lmportante es la seguridad, y OSX 10.11.6 le quedará poco soporte de seguridad. Andar el sistema sin soporte de seguridad es una locura, y además, que con el paso de las actualizaciones de apps, poco a poco irán dejando tirado a esta versión (Chrome es uno de los primeros que suele dejar a versiones que no son la ultima, atrás, a menos que seas Winbugs) asi que hay que ir buscando alternativas, porque como digo, este Macbook va sobrado para lo que lo quiero yo.